Martes 16 de julio de 2019
27/02/2019 - 23:15 | Noticias | Sociedad

El peor dato: se perdieron 191.000 empleos formales en 2018

Hubo una caída del 1,5%. Sólo la industria y el comercio constataron más de 97.000 pérdidas de puestos laborales registrados.

En diciembre hubo una caída de 7.200 puestos registrados y en los últimos 12 meses la baja fue de 191.300 empleos formales.

En 2018 se perdieron 191.300 empleos registrados, lo que implicó una caía del 1,5% respecto a los niveles registrados en 2017 y una suba de 0,6% respecto al cierre de 2016, según los datos proporcionados hoy por el Ministerio de Producción y Trabajo en base al Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA).

El trabajo detalla que en diciembre de 2018 hubo 12.196.000 trabajadores registrados, lo que representa 191.300 menos que un año atrás (-1,5% ), y 92.000 más, (+0,6%), respecto al cierre de 2016.

Dentro del sector privado, en el último mes de 2018 respecto a diciembre de 2017 bajó el número de asalariados registrados (-131.000), como el de los trabajadores independientes en su conjunto (-15.000 trabajadores menos). En cambio, los asalariados particulares se incrementaron en 21.000 empleos.

Los empleos del sector privado sumaron 6,2 millones en diciembre de 2018. La cantidad de trabajadores de este sector se redujo en 131.000 (-2,1%) con respecto a diciembre de 2017 y en 0,2% con respecto a noviembre de 2018, en términos desestacionalizados. Además se detalla que los salarios promedio de ese sector, en el acumulado de los últimos 12 meses (enero-diciembre 2018), aumentaron un 27,5% en diciembre.

Respecto a diciembre 2018, dos de las 24 jurisdicciones tuvieron un aumento en la cantidad de asalariados registrados privados: Neuquén (6,2%) y Jujuy (2,4%).

Por el contrario, las mayores caídas interanuales se observaron en Catamarca (-7,9%); Tierra del Fuego (-6,6%); Chaco (-6,5%); Formosa (-5,8%); La Rioja (-5,6%); y San Luis (-5,3%).

En lo que hace al análisis sectorial, en seis de los 14 sectores el número de asalariados del sector privado registrado subió con respecto a diciembre de 2017. Las principales mejoras fueron las de los sectores primarios: explotación de minas y canteras, con un aumento de 4.400 trabajadores (5,7%); pesca, con 400 más (3,4%); y agricultura, ganadería y silvicultura, con 2.100 trabajadores agregados (0,6%). Mientras que el sector de enseñanza también presentó un incremento de 4.400 trabajadores (1,1%).

Por el contrario, las principales caídas interanuales se registraron en la industria manufacturera, con 61.000 trabajadores menos (-5,1%); comercio, con 36.300 (-3,1%) y construcción, con 13.600 (-3%)