Jueves 24 de septiembre de 2020
10/04/2019 - 09:04 | Noticias | Sociedad

Aseguran que desde octubre de 2015 la canasta alimentaria se incrementó casi un 300 por ciento

Desde las elecciones presidenciales que ganó Mauricio Macri los aumentos fueron desmedidos en alimentos. Los productos que más aumentaron. Detalles.

Los mayores aumentos desde 2015 se dieron en el chorizo parrillero (663,4%), aceite de girasol (463,2%), huevos blancos (381,8%) y cerveza de litro (360,3%).

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) realizó un informe sobre la evolución de los precios minoristas de productos básicos en el que, además, explica que se necesitan 12.574 pesos de incremento en el salario mínimo vital y móvil para mantener el poder adquisitivo respecto de la canasta básica y 12.751 pesos en las jubilaciones.

En el caso de la leche fluida, explica el CEPA, la falta de oferta en las marcas incluidas en precios cuidados sumado a la desaparición de la marca SanCor hacen incrementar aún más el precio al consumidor, ya que en muchos comercios solo la leche de primera marca La Serenísima está disponible.

Otro ejemplo que grafica la grave inflación es el incremento de un 663.4 por ciento en el chorizo parrillero, un 463,2 por ciento en el aceite de girasol, 381.8 por ciento los huevos blancos y 360,3 por ciento la cerveza de litro.

Los números más preocupantes que surgen del relevamiento de precios realizado es que el costo de la canasta básica alimentaria para una familia tipo asciende a 12.575 pesos, monto superior al salario mínimo vital y móvil de 12.500 pesos, necesario para cubrir las necesidades nutricionales mínimas sin incluir otros gastos imprescindibles de vivienda ni de transporte.

Desde octubre de 2015 la Canasta alimentaria se incrementó 296,6 por ciento y entre marzo de 2018 y marzo de 2019 un 76,2 por ciento. Solamente en el mes de marzo de 2018 el incremento fue de 6,1 por ciento.

Por ejemplo, dentro de los mayores aumentos de alimentos de este mes se destacan el pollo entero con menudos (35,7%), el tomate redondo (22%), la leche fluida en sachet, (15,4%) y el asado novillito (2,6%). Cabe destacar, que estos incrementos vienen operando desde hace varios meses y paralelamente a la caída en el consumo en estos rubros, donde el pollo entero con menudos lo hizo 33,9% desde enero de 2019, el asado de novillo 25,1%, el vació 11,9%  y los huevos blancos 17,5%.

En este sentido, se desprende del informe que considerando el monto del salario mínimo vital y móvil a octubre de 2015, el mismo debería alcanzar en marzo de este año 22.162 pesos para mantener el poder de compra respecto de la canasta básica alimentaria. De la misma manera, si se considera la jubilación mínima a octubre de 2015, la misma debería alcanzar un monto de 17.050 pesos en marzo de 2019 para equiparar los incrementos de la canasta alimentaria en el período.