Miércoles 22 de mayo de 2019
26/04/2019 - 17:33 | Noticias | Sociedad

El auge de la cerveza artesanal, detrás del éxito de Viejo Skill

La idea surgió en un asado pero el producto ya llega hasta a bares porteños. Los detalles.

Los responsables de Viejos Skill en la fábrica de Mar del Tuyú, junto al secretario de Relaciones Institucionales de la Municipalidad de La Costa, Cristian Cardozo.

La fiebre por las cervezas artesanales tiene en La Costa una pata fuerte. Existen varias a lo largo del distrito. Un caso es el emprendimiento familiar que surgió desde Mar del Tuyú: Viejo Skill. En sólo tres años ya cosechó premios internacionales y crece en el mercado regional, Mar del Plata, Buenos Aires y más.

Allá por octubre de 2016, cuando la cerveza artesanal aún no era un boom en las calles, tres amigos que también son familia: Sebastián Varela, Diego Varela y Matías Cortés, dieron vida a la cerveza de Viejo Skill, un producto que los convertiría en uno de los íconos costeros para los amantes del lúpulo y la cebada. Hace poco los visitó el secretario de Relaciones Institucionales de la Municipalidad, Cristian Cardozo, con quien avanzaron en ideas para mayor impulso al sector.

“Un domingo, en un asado familiar, salió el tema de hacer algo juntos. Ya Diego cocinaba cerveza en su casa. Seba estaba arrancando también a hacer algo en su casa y asado de por medio salió la idea de hacer cerveza”, contó Matías sobre el oportuno y casual momento en que comienza la gesta del emprendimiento que ya llegó a Mar del Plata, Tandil, Palermo, Bernal, Quilmes y Avellaneda, entre otros sitios de la Provincia.

Al poco tiempo de la apertura del local en calle 3 N° 7162 de Mar del Tuyú, Viejo Skill se popularizó rápidamente a lo largo de La Costa. La fábrica fue probando nuevos sabores para ofrecer a su público, algunos estables y otros de acuerdo a la estación. Entre esos estilos se encuentran Golden, Honney, Cream Ale, Bohemia, Scotish, Stout, Porter, Belgian Dark, Belgian Tripel, Barley Whine, Ipa, Red Ipa, Aaa, Apa, Epa y Neipa.

“La verdad que fue un crecimiento vertiginoso. La cultura craft es un movimiento que viene creciendo no sólo en la cerveza, es una nueva forma y más evolucionada de consumo responsable, menos cantidad, más calidad, más natural, más sano, menos industrial y elaborado donde vivís”, comentó Matías.

Respecto a la organización que hoy tiene VSK, explicó: “Trabajamos de forma mixta, por un lado tenemos el canal de franquicias propias a lo largo de todo el Partido de La Costa y hasta Villa Gesell. Además abastecemos bares multimarcas. En Mar del Plata estamos consolidados y este año estamos dando nuestros primeros pasos en Buenos Aires, ya que con la fábrica nueva tenemos mayor capacidad de abastecimiento”.

“Los distintos premios ganados nos dieron mucha visibilidad y ayudaron a ingresar en lugares importantes, donde están las grandes cervecerías artesanales del país”, agregó el socio de la fábrica costera. La variedad Belgian Dark los hizo acreedores de la medalla de plata en Quito (2018) y en Panamá (2019), mientras que la AAA y la Burton Epa también les valió medallas de plata en Quito (2018).  A su vez, la Burton Epa fue medalla de oro en la Copa Argentina 2018 y bronce en Panamá (2019).

El ritmo de crecimiento y la aceptación de cada propuesta de VSK animan a renovar proyectos y buscar más, por eso Matías adelantó cuáles serán los próximos objetivos de la fábrica: “Queremos consolidar las franquicias, posicionarnos en las mejores cervecerías de Buenos Aires y poder lograr más premios nacionales e internacionales. Empezamos a armar el patio cervecero adelante de la fábrica y ya tenemos el BeerTruck, entre otras cosas más que tenemos en mente”, completó.