Sábado 24 de agosto de 2019
23/05/2019 - 23:12 | Noticias | Sociedad

La única sobreviviente del choque en Monte pelea por su vida: tuvieron que dranarle un pulmón

Rocío Guagliarello, la joven de 13 años que viajaba en el Fiat 147, está internada en terapia intensiva pediátrica con politraumatismos y asistencia respiratoria.

Rocío Guagliarello tiene un traumatismo cráneo encefálico y otro de tórax, con contusión pulmonar, que son "los de mayor prioridad".

Rocío Guagliarello (13) es hasta el momento la única sobreviviente del trágico episodio que terminó con la vida de Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13), Danilo Sansone (13) y Aníbal Suárez (22), que viajaban juntos en el Fiat 147 que se estrelló contra un camión en San Miguel del Monte en medio de una confusa persecución policial con un patrullero de la Bonaerense.

Rocío fue derivada de urgencia al Hospital de Alta Complejidad El Cruce de Florencio Varela para ser operada por una laceración en el hígado y permanece internada allí en terapia intensiva pediátrica, dio a conocer Infobae.

El médico Gabriel González Villamonte, director ejecutivo del hospital, indicó en diálogo con la prensa que Rocío está "con soporte respiratorio y ventilatorio" y depende de drogas vasopresoras para "mantener el equilibrio hemodinámico".

"Corre riesgo su vida, la preocupación de todo el equipo de salud es darle todos los cuidados para superar las distintas instancias de manera adecuada", señaló. "Son cuadros muy dinámicos, hora a hora se hacen monitoreos de los distintos cambios. Entró ventilada y sedada, por lo que no pudimos hacer una evolución de su estado neurológico hasta el momento".

La joven tiene un traumatismo cráneo encefálico y otro de tórax, con contusión pulmonar, que son "los de mayor prioridad". Las fracturas que presenta, de fémur y húmero, "quedan en un segundo plano en este momento", indicó Villamonte.

También se confirmó que Rocío no recibió un disparo, como sí lo recibió uno de los tres varones fallecidos, según el procurador Julio Conte Grand. Las pericias balísticas del caso están a cargo de Gendarmería, que ya requirió los restos del Fiat 147 para comenzar los estudios.