Martes 11 de agosto de 2020
09/11/2019 - 14:21 | Noticias | Sociedad

Se fugó un peligroso interno de la cárcel de Batán

Se trata de un hombre de 29 años con amplio prontuario delictivo

Limó barrotes y saltó el muro de la Unidad Penitenciaria N°44

Un interno del complejo penitenciario de Batán con un frondoso prontuario delictivo escapó en las últimas horas y es intensamente buscado por las fuerzas policiales.

Como informó el Diario La Capital, se trata de un hombre de 29 años con antecedentes por tentativa de homicidio alojado en la Unidad Penal N°44, quien este fin de semana encontró la manera de fugarse.

El interno fue identificado como Agustín Fernando Porto Gallastegui, quien habría logrado escapar primero limando dos barrotes de la celda y luego trepando uno de los muros, consiguiendo cruzar el alambrado de contención.

Por la fuga hay un agente penitenciario desafectado. Se trata del guardia que estaba en el puesto del muro cercano a donde el preso escaló con una soga armada con telas. En el sumario interno, según dispuso Asuntos Internos del Ministerio de Justicia, también se investiga si tuvieron responsabilidad el encargado del pabellón y el jefe de requisa.

Luego de advertir que el hombre no se encontraba dentro del pabellón, se pudo confirmar que logró escaparse del complejo. Inmediatamente, desde el Servicio Penitenciario solicitaron la colaboración de las fuerzas policiales de Mar del Plata con el objetivo de poder localizarlo.

Porto había quedado detenido en febrero de este año, luego de intentar asesinar a un policía al que reconoció por haberlo metido preso anteriormente.

El joven cuenta con un largo historial de causas penales abiertas, ya que fue imputado por la fiscal Andrea Gómez por “homicidio agravado en grado de tentativa” y trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

A mediados de febrero, reconoció a un policía de 23 años en la puerta de un almacén del barrio Belgrano, ubicado en la calle 31 y 234, y le dijo: “Vos sos gorra, me mandaste en cana”. Tras estas palabras abrió fuego y baleó al policía -que estaba de civil- y a un amigo de la víctima.

Tanto el policía como su amigo fueron alcanzados por las balas y resultaron heridos, el oficial en la ingle y el otro joven en un brazo. Ambos lograron subir a al auto en el que habían llegado al almacén y marchar a toda prisa hasta el Hospital Interzonal, donde fueron atendidos y salvaron sus vidas.

Días después, tras varios allanamientos, personal policial detuvo a Porto en Migueletes al 1700 y luego lo trasladaron a la Unidad Penal 44 de Batán, de donde logró escapar en las últimas horas.

Además se suman causas por “robo agravado por el uso de arma”, “portación ilegal de armas”, “robo”; “privación ilegítima de libertad” y “lesiones”.

ARCHIVADO EN: