Martes 20 de octubre de 2020
21/02/2020 - 17:59 | Noticias | Sociedad

El aberrante crimen de Santa Cruz: hay dos detenidos

Los sujetos que fueron arrestados, uno en Caleta Olivia y otro en Puerto Deseado, coinciden en rasgos con lo descrito por la víctima de abuso sexual.

Uno cayó tras un operativo en el barrio La Favela, en Puerto Deseado. El otro fue demorado en Caleta Olivia (foto: La Opinión Austral).

Dos hombres fueron demorados este viernes, uno en Caleta Olivia y otro en Puerto Deseado, en el marco de la investigación del crimen de un nene de cuatro años y la violación de su madre, de 44, en esa última localidad.

Los voceros aseguraron que los rasgos de ambos aprehendidos coinciden con los identikits realizados el último jueves por la víctima de abuso, aunque se continúa recabando prueba para avanzar en la investigación.

Uno de los sujetos detenidos por la Policía de Santa Cruz venía en un móvil de la empresa La Unión desde la ciudad donde ocurrió el trágico suceso, que conmociona al país entero. Según el periodista Juan Manuel Reyna de La Opinión Austral, éste fue detenido en un operativo cerrojo, donde paran a todos los colectivos y autos para revirsarlos.

"El tipo reúne las características que habría brindado la mujer o por su actitud sospechosa lo bajaron para su identificación", sostuvo Reyna en diálogo con el portal de Crónica. Y agregó que actualmente "hay allanamientos en Puerto Deseado".

El Ministro de seguridad se encuentra en la localidad desde el último jueves y está trabajando en conjunto con la Justicia, autoridades y un equipo policial conformado por áreas investigativas y de seguridad, a los fines de acompañar en las tareas de investigación.

Hasta el momento no está confirmado que sean. Para ésto restan pruebas que se vinculan a los allanamientos que se están realizando en diferentes ubicaciones por parte de las fuerzas de seguridad auxiliares en la investigación.

Algunas de las características que detalló la víctima fueron que el abusador tenía el rostro con cicatrices como “acné”, de entre 25 y 30 años de edad, de baja estatura, delgado, y puede tener lesión en el rostro o l acabeza producto de una agresión de defensa de la víctima.