Viernes 20 de mayo de 2022
13 APR 2020 - 09:25 | Sociedad

Mañana decidirán sobre la prisión preventiva de los acusados por el crimen de Fernando Báez

La Cámara de Dolores decidirá si deben continuar con prisión preventiva y si se aparta a la fiscal de la investigación.

Los acusados están detenidos en la alcaidía de Melchor Romero.

La Sala I de la Cámara de Apelaciones de Dolores definirá mañana las prisiones preventivas de ocho de los diez acusados de matar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. El tribunal conformado por Miriam Yaltone, Luis Felipe Defelitto y Fernando Sotelo deberá decidir si continúan con prisión preventiva los acusados que están detenidos en la alcaidía de Melchor Romero. También deberá decidir sobre la recusación hacia la fiscal Verónica Zamboni que planteó oportunamente el defensor de los imputados, Hugo Tomei. 
Por el asesinato de Fernando Báez Sosa actualmente están detenidos Lucas, Luciano y Ciro Pertossi, Ayrton Michael Viollaz, Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Matías Benicelli mientras que Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi fueron beneficiados hace dos meses con la excarcelación, aunque siguen vinculados al proceso.
Se especula con que la Cámara no decidirá sobre la solicitud de prisión domiciliaria para los ocho detenidos que se ventila en un expediente aparte. Si bien se realizaron estudios técnicos para comprobar si las viviendas de los acusados contaban con las líneas telefónicas para ser vinculadas a dispositivos de monitoreo a distancia, esta verificación ordenada por el juez de garantías no implica necesariamente que recibirán la prisión domiciliaria.
En una nota publicada en La Nación por el periodista Gustavo Carabajal, se indica que ninguno de los ocho imptados figura en el listado de 662 presos, elaborado por el Ministerio de Justicia bonaerense, que podrían ser beneficiados con la prisión domiciliaria por integrar los grupos de riesgo ante el coronavirus entre la población penal. Los ocho tienen entre 19 y 21 años y no sufren patologías crónicas que deriven en su inclusión entre los grupos de riesgo por el Covid-19.