Miércoles 20 de octubre de 2021
20 APR 2020 - 19:34 | Sociedad

Mundo Marino: cómo se garantiza el bienestar de los animales durante la pandemia

Los cuidadores se dividieron en dos equipos interdisciplinarios que realizan guardias de 7 días. Así, si alguno de ellos presentara síntomas, el otro equipo puede continuar el trabajo.

Frente al contexto de cuarentena, los cuidadores se dividieron en guardias de dos grupos que se alternan cada siete días.

En un contexto como el que se vive hoy a raíz de la reciente pandemia causada por el virus COVID-19, instituciones dedicadas a la conservación alrededor del mundo se vieron desafiadas a tomar rápidas medidas de precaución sanitarias para proteger a su personal y a los animales bajo su cuidado.

Por ejemplo, desde el Parque Educativo Mundo Marino y la Fundación Mundo Marino, una semana antes de que el presidente Alberto Fernández decretara el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, el área responsable del cuidado de fauna del Parque ya había puesto en práctica protocolos de manejo seguros para proteger al personal y garantizar al mismo tiempo el cuidado y bienestar de los animales. 

Para ello, se siguieron las orientaciones de distanciamiento social definidas por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación, y se estableció que el personal de mantenimiento y cuidados esenciales relacionados a la atención y soporte de vida de los animales siguiese con sus tareas cotidianas, sin embargo adaptándose a la nueva realidad: “Frente al contexto de cuarentena, lo que hicimos fue dividirnos en guardias de dos grupos que alternan cada 7 días. Esto se organizó para garantizar que en caso de que un grupo tuviera que aislarse, el otro pudiera seguir normalmente con el cuidado de los animales. Es una suerte de reaseguro para evitar que todos los cuidadores, veterinarios y técnicos se tengan que aislar a la vez si alguno se contagiara”, explica Juan Pablo Loureiro, Director Técnico Veterinario de Mundo Marino.

Por su parte, Florencia Speciale, a cargo del equipo dedicado al cuidado del grupo de cetáceos rescatados y nacidos en el Parque aseguró: “Frente a esta situación, al hacer el traspaso de la guardia, realizamos una desinfección profunda de todas las áreas a las que tuvimos acceso para dejar todo lo más seguro posible para nuestros compañeros. Vamos aprendiendo día a día cómo comportarnos y cómo cuidar a los compañeros de trabajo, a los animales y, también, a nuestras familias cuando regresamos a casa.”