Miércoles 01 de diciembre de 2021
21 APR 2021 - 17:48 | Sociedad
Historias

Leandro Borlandelli y su pasión por el atletismo: carreras virtuales en silla de ruedas para pelearle a la pandemia

El atleta dolorense viene corriendo varias de estas competencias con una modalidad que se adapta a los tiempos de distanciamiento social.

Leo se entrena en el Autódromo de Dolores y fue allí donde corrió los 10 kilómetros del torneo.

La pandemia obligó a modificar prácticamente toda la vida de la humanidad y, de este modo, puso a prueba la creatividad y la capacidad de adaptación. Un ejemplo de esto son las carreras virtuales que convocan, desde el año pasado, a los atletas que buscan mantener su competitividad.

Para el dolorense Leandro Borlandelli esta es una gran oportunidad para superar las dificultades que impone la pandemia. Experto en superar obstáculo, desde el año pasado viene corriendo con su silla de ruedas y ahora se encuentra esperando los resultados de la última en la que acaba de participar, una competencia que lleva el sugerente nombre de Sobreviví al 2020 y de la que participaron unos 2000 competidores.

Leo ya corrió de manera virtual tres veces el año pasado, con muy buenos resultados ya que llegó a estar entre los 100 mejores en la categoría general.

¿Cómo se corre virtualmente? Cada competidor busca un lugar y su perfomance es monitoreada por GPS. Luego la organización correntina Siete Puntas Aty debe fiscalizar y comparar para determinar el orden de mérito. Está esperanzado porque su tiempo fue de 40,48 minutos y eso le da un buen posicionamiento. “Supere mi propio tiempo y estoy chocho con eso”, señaló.

Leo se entrena en el Autódromo de Dolores y fue allí donde corrió los 10 kilómetros del torneo. Otro atleta, Juan Manuel Galárraga, lo acompañó en bicicleta filmando el recorrido.

Leandro Borlandelli está haciendo atletismo desde el año 2000. Durante unos 10 años hizo lanzamiento y luego se dedicó de lleno a la carrera. Los primeros años corrió con una silla de las que se utilizan para jugar al básquet adaptado, pero hace unos años pudo comprarse la silla especial para carreras. Para ello, hicieron un bono de colaboración que les permitiera juntar el dinero necesario para el artefacto que, a precio de hoy, supera los 300 mil pesos. “Nos donaron los premios y pensábamos venderlo en un mes pero en cuatro días se vendieron los 500 números”, dijo a Entrelineas.info, al tiempo que resaltó que “esta silla me la pude comprar gracias al pueblo”.

Mientras tanto, continúa enseñando atletismo adaptado en el Polideportivo municipal, aunque por las restricciones lo están haciendo en el Parque “Libres del Sur” con posibilidades de mudarse pronto al Estadio “Delfor del Valle”.