Sábado 25 de junio de 2022
25 FEB 2022 - 09:36 | Sociedad
>Si vos o alguien que conocés sufrió un abuso sexual, llamá gratis al 0800-222-1717

Balcarce: condenan a 8 años de prisión a un hombre que violaba a su propia hija

Fue tras un juicio abreviado. Se trata de un empleado municipal de 40 años. El delito se produjo cuando la nena tenía entre 12 y 14 años de edad.

El hombre, que cumplirá la sentencia en el Unidad Penal de Batán, fue condenado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”. (Foto: Qué Digital)

Un empleado municipal de Balcarce fue condenado a 8 años de prisión por violar a su propia hija entre 2014 y 2016. Los episodios, denunciados por la víctima en 2019, fueron ratificados por el tribunal, que estableció que los abusos se produjeron en el marco de las visitas de la menor a la casa de su padre ubicada en una zona de quintas.

El fiscal Rodolfo Moure indicó que la sentencia del Tribunal Oral Nº 2 de Mar del Plata fue a través de un juicio abreviado donde la propia víctima consintió que su progenitor fuera sentenciado. “Lo bueno en estos casos es que no se llegó a juicio y no se pone en riesgo la prueba y uno se asegura una condena firme”, expresó el investigador en diálogo con La Capital.

Según el fiscal, surgieron elementos suficientes que acreditan que los abusos se dieron de forma continuada en el tiempo, en el interior de una pequeña habitación cuando la menor tenía 12 años. Los hechos se habrían repetido en forma periódica hasta al menos dos años después, que fue cuando la víctima se atrevió a contar el calvario que su propio padre le hacía vivir.

Según consta en la causa, el sujeto sometía a su hija por la fuerza y la obligaba a realizar ciertas prácticas sexuales y a desvestirse.

La víctima contó a los investigadores que su papá se había separado de su mamá desde que ella nació. Luego de un tiempo, empezó a tener curiosidad y quiso conocerlo. “Quería saber por qué me había abandonado. Le dije esto a mi mamá, y ahí empezamos a hacer la revinculación con él, adentro de un consultorio con una psicóloga”, recordó la joven.

La inquietud de la joven pasaba por saber por qué el abandono y también qué circunstancias lo llevaban a ejercer violencia de género sobre su madre. Así fue que se fue regenerando el vínculo hasta que el sujeto consiguió que la menor pudiera visitarlo en su casa.

El acusado, que cumplirá la sentencia en el Unidad Penal de Batán, fue condenado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”. Vale destacar que ya se encontraba alojado en ese centro carcelario desde antes del juicio.