Domingo 14 de abril de 2024
07 APR 2022 - 10:10 | Sociedad
Judiciales

Dolores: el juicio por la muerte de Claudio Javier Ayuso ingresa en su recta final

Hoy se conocerán los alegatos. Mañana se espera el veredicto del jurado respecto de la inocencia y culpabilidad de Matías López (26) y Francisco Miño (23).

El cadáver de Claudio Javier Ayuso apareció el 10 de julio de 2017. Al día siguiente fueron detenidos Matías López y Francisco Miño.

Hoy será día de alegatos en el juicio que se lleva adelante por el asesinato de Claudio Javier Ayuso, el joven de 18 años que apareció muerto en un frigorífico abandonado en Dolores, luego de haber sido violado. Por este caso, están detenidos dos amigos de la víctima: Matías López (26) y Francisco Miño (23).

Durante toda la semana han pasado por los tribunales dolorenses testigos y peritos convocados por la fiscalía y la defensa de cada imputado. La tarde del miércoles fue el turno, entre otros testimonios, del perito que practicó la autopsia. El médico ratificó que la muerte se produjo a raíz de los múltiples golpes que presentaba en la cabeza, con diversas fracturas en los huesos del cráneo, así como que presentaba signos inequívocos de haber sido violado.

El juicio se desarrolla con la modalidad de juicio por jurado, por lo que mañana los ciudadanos convocados se retirarán a deliberar y luego emitirán su veredicto sobre la culpabilidad o la inocencia de los dos acusados.

Esta tarde se espera que tanto el fiscal Gustavo García como los abogados de la familia Ayuso, José Equiza y Ramiro Bentaberry, aleguen pidiendo, tal como lo habían anunciado en el inicio de las audiencias, la condena de ambos imputados. Luego será el turno de los defensores Rocío Zamora y Gustavo Estrada, quienes podrán presentar sus conclusiones en torno a la inocencia de sus defendidos.

El cadáver de Claudio Javier Ayuso apareció el 10 de julio de 2017. Estaba desnudo, en posición semifetal, dentro de una cámara ubicada en la vereda de un frigorífico abandonado. Había salido con amigos en la noche del sábado 8 de julio, entre ellos López y Miño. Su madre denunció la desaparición el domingo, cuando constató que no había vuelto a su casa. Al día siguiente del hallazgo del cuerpo fueron detenidos los 2 amigos con los que se lo vio por última vez.