Miércoles 24 de julio de 2024
24 JUN 2024 - 13:18 | Sociedad
Economía & Turismo

Fin de semana largo en la Costa Atlántica: el “turismo de propietarios” emergió ante la baja de alquileres

A nivel país, la cantidad de gente que se trasladó fue un 20% menor respecto del mismo feriado de 2023 y gastó, a precios reales, un 24,3% menos.

En los 4 fines de semana largos que hubo este año, viajaron 8,4 millones de turistas y gastaron $ 1.369.395 millones.

Un informe la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indicó que durante el reciente fin de semana extra largo por el Día de la Bandera se movilizaron 1.800.000 personas en todo el país y destacó que en el caso de algunos de los destinos más visitados de la Costa Atlántica bonaerense el “turismo de propietarios” emergió ante la baja de alquileres que se produjo respecto del año pasado.

Este fin de semana de 4 jornadas se gastaron $ 303.405 millones en alimentos, bebidas, alojamiento, transporte, recreación y compras diversas. Aunque hubo muchos arribos sobre la hora con “ventas de mostrador”, la cantidad de gente que se trasladó fue un 20% menor al mismo fin de semana de 2023, que tuvo igual cantidad de días (4) y que gastó, a precios reales, un 24,3% menos.

Ante la situación de que este año los dos feriados de junio se dieron en fines de semana separados, la CAME señaló que en el balance final fue un hecho que resultó favorable para el sector. Al sumar las dos fechas, los turistas tuvieron 7 días para viajar, cuando en junio de 2023 fueron solo 4. Como resultado, esta vez se movilizó un 15,3% más que en los cuatro días que duró el fin de semana combinado de 2023. Unos 800.000 viajaron por la Inmortalidad de Güemes, del 14 al 17 de junio, y 1.800.000 millones lo hicieron este fin de semana por el Día de la Bandera. Es decir, un total de casi 2,6 millones de personas.

En materia de gastos, en cambio, este año los turistas fueron más austeros: incluso sumando las dos fechas citadas, desembolsaron en total $ 384.869 millones (US$ 418 millones), es decir, un 4% menos en pesos –a precios reales– que lo que se gastó en solo 4 días de 2023. Una diferencia la aportó el turista internacional, que este año tuvo muy poca presencia, y lógicamente redujo el gasto per cápita.

Los turistas de este fin de semana tuvieron una estadía promedio de 3 noches y gastaron $ 56.500 diarios cada uno, por encima del desembolso realizado el fin de semana anterior, donde ante la baja demanda, hubo muchas más promociones y menos opciones recreativas en las cuales gastar.

A su vez, desde CAME señalaron que este año el clima fue menos amigable, con nevadas en la Patagonia, tormentas en algunas zonas de Cuyo y el Noroeste Argentino, temporales en el Noreste Argentino, y vientos fuertes en la Costa Atlántica. Aun así, hubo sol y también momentos de temperaturas templadas.

LA SITUCIÓN EN LA COSTA ATLÁNTICA

En el desglose que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) realiza provincia por provincia, se puntualiza que en los destinos bonaerenses prevalecieron los arribos espontáneos, de última hora, que hicieron dinámico el fin de semana. Mar del Plata recibió 104.397 visitantes, según informó el Ente Municipal de Turismo y Cultura (Emturyc). La ocupación hotelera rondó el 70%, a pesar del clima frío y las precipitaciones aisladas. Con ese movimiento, entre el 1 y 21 de junio arribaron 346.713 turistas a la ciudad, 1,1% menos que el mismo periodo del año pasado

Otras localidades de la Costa Atlántica como Pinamar, Cariló, Villa Gesell y San Bernardono tuvieron tantos alquileres como en junio de 2023, pero sí muchos propietarios que fueron a pasar unos días, situación que motorizó el movimiento económico en balnearios, restaurantes y cafeterías. En el interior de la Provincia, en tanto, los destinos repuntaron fuerte respecto del fin de semana anterior. Sierra de la Ventana y Tandil fueron muy concurridas, pero también otras como Chascomús, Tigre, Lobos, La Plata, o San Antonio de Areco.