Jueves 26 de noviembre de 2020
19/07/2020 - 13:11 | Noticias | Culturas

Seisdedos, una editorial artesanal creada por tres hermanos dolorenses

Los hermanos Ángela, Juan Pablo e Inés Menchón publican desde 2016 libros artesanales. Cómo modifica la cuarentena los modos de circulación de estos objetos estéticos.

Esta entrevista es parte del ciclo #EntrelineasEnCasa.

Los hermanos dolorenses Ángela, Juan Pablo e Inés Menchón llevan adelante desde 2016 un proyecto común. Juntos crearon Seisdedos, una editorial artesanal autogestiva. Difundir autores que quizás no tenían la posibilidad de editar con editoriales grandes es el objetivo que se plantearon y ahora tienen un catálogo variado en el que hay textos de pedagogía, teatro, cómics y poesía. 

En diálogo con ENTRELINEAS.info para el ciclo #EntrelineasEnCasa, Ángela reseñó la creación de esta empresa en la que “estamos tratando todos de hacer todo”, a lo que Juan Pablo aportar las “ganas de aprender cada proceso en simultáneo”. De todos modos, aunque en el armado del libro como objeto los roles son muy horizontales, Ángela se ocupa “más en recibir los textos y trabajarlos con los autores”, en tanto que Juan Pablo se inclina por el tema de maquetar y realizar los diseños de tapa. 

Para Inés la diferencia con el libro industrial es que “en el libro artesanal se ve reflejada la singularidad de quien lo realiza, la creación del libro como objeto. Cada libro va a ser distinto porque está atravesado por la subjetividad de quien lo realiza”.

Asimismo, Ángela menciona “la posibilidad de probar, experimentar, ver cómo sale, y hacer, por ejemplo una tirada chica con un diseño y otra con otro”. Algo que se dio, por ejemplo, con el libro Pedagogía del caos del colectivo Filosofar con chicos que en una segunda tirada se amplió. “El proceso está en nuestras manos y te permite un marco de juego y experimentación”, sintetiza.

Para las editoriales artesanales, al igual que todas las independientes, el espacio de las ferias y las presentaciones es fundamental para dar a conocer sus trabajos y en ellas Seisdedos tuvo una actividad muy importante, tanto en participar de ferias como invitada así como generar sus propios espacios para feriar. Pero también sus materiales se dieron a conocer en ámbitos académicos, recitales u espacios teatrales. 

La pandemia afectó seriamente esta modalidad de encuentro, por lo que, señala Inés, “hemos tenido que desarrollar los modos virtuales. Juan se ha dedicado a armar algunos videos para compartir en las redes”. 
Angela marca como una de las deficiencias básicas de la virtualidad el hecho de que sustrae los cuerpos.

“El que compra libros artesanales es porque le interesa algo más que el texto: en la virtualidad puede circular el texto pero no el libro. La virtualidad sustrae el cuerpo no solo nuestro sino el del libro, mientras que la feria permite que circulen los cuerpos”, explica. 

“A los textos los podemos liberar, pero el libro es otra cosa”, insiste.

ARCHIVADO EN: