Miércoles 28 de febrero de 2024
30 NOV 2023 - 10:48 | Culturas
Efemérides

Día del Mate en Argentina: por qué se celebra el 30 de noviembre

Las hojas del árbol de la yerba mate eran utilizadas por los guaraníes como bebida pero recién en 1903 se realizó la primera plantación.

Las provincias de Corrientes y Misiones son las principales productoras de yerba mate.

Hoy se celebra Día Nacional del Mate en Argentina, una fecha que fue establecida en el año 2014 por el Congreso de la Nación, en homenaje al nacimiento del comandante guaraní Andrés Guacurarí y Artigas, conocido popularmente como “Andresito”. 

La norma fue publicada en el Boletín Oficial en febrero del año siguiente, por lo que el primer día del mate fue el 30 de noviembre de 2015. Mediante esta legislación se promueve que en todos los eventos y actividades oficiales de índole cultural, se promocione el consumo de mate.

De familia guaraní, “Andresito” nació el 30 de noviembre de 1778 en Santo Tomé (Corrientes) y gobernó la Provincia Grande de las Misiones. Andresito Guazurarí fue el principal capitán en la defensa argentina de los extensos territorios ubicados entre el río Paraná al oeste y el río Yacuy al este durante las invasiones luso-brasileñas.

El mate, que significa calabaza en alusión al recipiente en el que se toma, es la infusión más consumida en los hogares argentinos (90%): se toman más litros de mate que de agua por persona en el país. El mate es muy saludable ya que posee propiedades antioxidantes, vitamina B, potasio y magnesio que aportan al funcionamiento del corazón, entre otros. Las provincias de Corrientes y Misiones son las principales productoras de yerba mate.

Los orígenes del mate
Las hojas del árbol de la yerba mate (Ilex paraguariensis) eran utilizadas por los guaraníes como bebida, y eran objeto de culto y ritual, y moneda de cambio en sus trueques con otros pueblos prehispánico como los incas, los charrúas y los araucanos, quienes recibian la yerba de los nativos guaraníes.

Para el guaraní, el árbol de la yerba es el árbol por excelencia: lo consideraban un regalo de los dioses, era una fuente de energía durante sus largas caminatas por la selva.

Los conquistadores aprendieron de los guaraníes las virtudes y formas de tomar mate, e hicieron que el hábito de tomarlo se difundiera, al punto de organizarse un intenso comercio desde su zona de cultivo originaria, a todo el Virreinato del Río de la Plata.

Más tarde los padres jesuitas incorporaron el cultivo en las reducciones distribuidas en la Argentina, Paraguay y Brasil. Recién en 1903 en Santa Ana (provincia de Misiones) se realiza la primera plantación de yerba mate.