Jueves 22 de octubre de 2020
11/10/2020 - 11:30 | Noticias | Opinión
PANORAMA POLÍTICO

Lousteau tenía razón, Larreta vende todo lo que se presente como negocio inmobiliario

Por Ramón Indart. Desde que el PRO asumió en la Ciudad, el Estado vendió alrededor de 150 hectáreas, lo que equivale a la superficie de un barrio como San Telmo. Ahora el Presidente volvió a ponerse al frente de los anuncios para la nueva etapa. El loteo del manejo de los planes sociales y los proyectos de las cooperativas.

El jefe de Gobierno habilitó la construcción de un barrio de lujo en una de las zonas más exclusivas para ver el río.

COVID. El Presidente volvió a ponerse al frente de los anuncios para la nueva etapa. El problema ya está definitivamente en el interior de la Argentina. Santa Fe, Tucumán, Córdoba y Salta, las provincias más afectadas. Había caído muy mal entre los gobernadores que cuando la situación de riesgo estaba en el AMBA, la agenda nacional era exclusivamente de COVID. Cuando se retiró de esas jurisdicciones, el problema desapareció de la agenda. Los reclamos llegaron a oídos del ministro del Interior, Wado de Pedro, quien entendió el mensaje y lo hizo saber en Casa Rosada. De esta manera, el Presidente acordará con mandatorios de 18 provincias restricciones de circulación en algunas ciudades. Además se permitió el regreso escalonado a las aulas. Con nuevas reglas epidemiológicas. La presión social, sumado al interés de la Ciudad de Buenos Aires de abrir sus puertas hicieron que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, logre la unanimidad del Consejo Federal para cambiar las reglas del juego. No está mal. Hay que volver, aunque sea de a poco.

PLANES. Seguimos contándote en ENTRELINEAS.info una de las discusiones más fuertes que se da en el Frente de Todos y es el manejo del Presupuesto para los planes sociales y los proyectos de las cooperativas que administran las organizaciones. El ministerio que dirige Daniel Arroyo está loteado y el poder se disputa por estas horas. El jueves, quien habló y brindó detalles de cómo es el panorama fue Juan Carlos Alderete. ¿Quién es? Diputado nacional, líder de la Corriente Clasista y Combativa. Entrevistado por este cronista reconoció que la CCC, una de las organizaciones más poderosas del país, "administra 40 mil planes sociales". Además explicó que "primero están los planes, luego se arman las cooperativas". Este punto es central para lo que viene en materia de dinero del Estado. Las cooperativas van encargarse de los proyectos que apruebe el Ministerio.

PRIVATIZADO. Ni bien la legislatura porteña aprobó privatizar del todo el predio de Costa Salguero, una de las zonas más exclusivas para ver el río en la Ciudad de Buenos Aires, comenzó a circular una frase de Martín Lousteau cuando estaba enfrentado al jefe de gobierno porteño: "Larreta todo lo que puede comprar, lo compra. Y todo lo que puede vender en términos inmobiliarios, lo vende". La definición fue precisa. A tal punto que Alejandro Fantino, quien entrevistaba en ese momento al senador, mantuvo silencio. Pero los tiempos cambiaron y el bloque que responde a Lousteau acompañó con su voto al PRO, la Coalición y hasta los socialistas. 35 votos a favor y 22 en contra. Ahora habrá audiencia pública y segunda lectura, pero lo concreto es que se habilitó la construcción de un barrio de lujo con diez bloques de edificios que irán de los 18 a los 29 metros de altura en 7,5 hectáreas del sector de Costa Salguero, y concesiones con usos amplios y construcciones de hasta 12 metros y un helipuerto en las 14 hectáreas linderas, donde estuvo Punta Carrasco. Desde que el PRO asumió en la Ciudad, el Estado vendió alrededor de 150 hectáreas, lo que equivale a la superficie de un barrio como San Telmo. Tenía razón Lousteau.

DECISIONES. "¿Todos se le animan al Presidente?", se preguntó Luis Novaresio en la semana. No se sabe si absolutamente todos, pero si quedó claro, a raíz de los nuevos hechos sobre la posición del Estado argentino respecto a la violación de Derechos Humanos en Venezuela, que más de uno dentro del gobierno responde a otra persona. Y no es Alberto Fernández. Alicia Castro iba a ser la embajadora en Rusia. Cuando el FDT asumió en diciembre, las relaciones políticas con el exterior se lotearon. Igual que todos los ministerios. Y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se quedó con los vínculos con China y Rusia. Castro era su elegida para desembarcar en el frío territorio de Vladimir Putin. Pero Castro no soportó que Argentina condenara la situación venezolana y renunció a esa posibilidad. "Nunca tratamos su pliego. Yo renuncio a ser DT de la selección. Es lo mismo", le dijo a ENTRELINEAS.info un funcionario clave de Rosada, con oficina al lado del Presidente. Es cierto que aún faltaba la aprobación del Senado, pero la salida de Castro generó ruido igual. Lo peor fue lo que vino después. La exfuncionaria dijo que el Presidente la había llamado para pedirle que revea su decisión. "Mi renuncia es indeclinable". ¿Para qué la llamó? ¿Hizo bien ella en contarlo públicamente? Entre las internas del FDT, la pandemia, la economía y la constante furia opositora, el Presidente gira sin eje en un país imposible. La situación está tan mal que los peores funcionarios que tuvo Mauricio Macri se dan el lujo de tuitear para decir que hicieron bien las cosas. Uno fue Federico Sturzenegger, expresidente del Banco Central que el jueves dijo sentirse "orgulloso de haber sacado a Argentina de ese rojo furioso y dejarlo en dos años con un ratio de cobertura casi en verde y más de 30.000 de reservas netas". Fue el mismo que pronosticó una inflación de 10 por ciento en 2018. Hermano, que moral.