Martes 04 de agosto de 2020
31/07/2020 - 15:26 | Noticias | Coronavirus
Coronavirus en Argentina

Alberto Fernández anunció la continuidad de la cuarentena: “Hasta el 16 de agosto vamos a seguir como hasta ahora”

El presidente confirmó que se mantendrá la misma fase del aislamiento por dos semanas más. El aumento de casos deja abierta la posibilidad de endurecer las medidas.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, una vez más rodeado por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y por el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof.

El presidente Alberto Fernández confirmó que hasta el 16 de agosto el país continuará en la misma fase de cuarentena pese al aumento de casos. De todas formas, el análisis que hizo el primer mandatario parece apuntar a que las autoridades sanitarias evalúan endurecer las medidas, debido a un exponencial aumento de casos de Covid-19.

"Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como hasta hoy", aseguró.

Fernández volvió a remarcar que sin una vacuna para frenar el virus, la única herramienta efectiva para evitar más contagios y muertos, es la cuarentena. “En Europa están temiendo una segunda ola. No tenemos otra solución que cuidarnos”, dijo el presidente.

Entre lo más saliente de su dicurso, Alberto recalcó que “en los últimos días nos relajamos. La situación no está contenida y estamos muy lejos de lograr este objetivo”.

En un encendido discurso, donde mostró placas estadísticas comparando a la Argentina con países de Sudamérica, Fernández deslizó otras varias frases para tener en cuenta:

“Estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus y viendo focos en otros lugares del interior del país”.

“Estamos enfrentando a un enemigo invisible y el mundo no ha encontrado las armas adecuadas para combatirlo”.

“Cualquiera que se enferme, padece. El asintomático tiene que padecer días de cuarentena y el que tiene síntomas y termina internado. Las experiencias que uno escucha no son fáciles”.

“No es una enfermedad más, no es una gripe más. Tenemos una enfermedad que no conocemos cómo prevenirla y no sabemos cómo curarla”.

“El virus no nos busca, nosotros vamos a buscarlo”.

“La circulación nuestra se ha convertido en el mayor enemigo para poder superar esta pandemia”.

“Empezamos a normalizar los números y estamos descuidando que detrás de cada número, hay una vida, una persona que se ha enfermado o se ha ido. Cada número tiene nombre y apellido, un rostro”.

“No los convoco a corregir una estadística, los convoco a cuidar nuestras vidas y la de los otros, a no contagiarnos y no contagiar”.

“Sé que para muchos es complejo todo este tiempo que ha pasado, pero también sé que nadie me trae una solución mejor. No estamos discutiendo cuán libre somos o cuán presos quedamos de la pandemia, estamos discutiendo el único modo que tenemos para combatir este problema”.

“Si en la Provincia no hubiéramos duplicado la cantidad de camas de terapia intensiva, hoy la Provincia estaría estallada, sin poder dar respuesta sanitaria a sus habitantes. Hay muchos abuelos y afiliados de PAMI que están siendo atendidos allí”.

“Con respecto a la tasa de mortalidad, seguimos en una situación de privilegio porque el sistema de salud está funcionando y da respuesta”.

“Acuérdense cuando discutíamos si íbamos a tener barbijos, respiradores... Hoy eso no está faltando”.

“Todo el país viene en busca de productos al AMBA y se llevan lo que querían comprar y, con ello, el virus”.

“Hay alrededor de cinco contagios por cada manzana en la Ciudad”.

“Volver a la actividad habitual no es la habitualidad que conocimos, es otra, es una habitualidad que nos obliga a preservarnos permanentemente”.

“Más allá de que se enojen y me cuestionen, lo único que preserva es quedarnos en casa. Les estoy diciendo la verdad. Detesto decirles esto, quisiera que la Argentina funcione en plena normalidad, pero esto es lo que nos está pasando”.

“Con la cuarentena pudimos contener casos, y con el distanciamiento social lo único que hacemos es crecer en casos”.

“Tenemos hoy en día un promedio cercano a los 80 fallecidos diarios”.

“No quiero que se muera más gente, esto no es una estadística para mí”.

“El gran problema que hemos tenido en los últimos quince días es que todos nos relajamos, todos sentimos que la cosa estaba contenida y la situación está lejos de estar contenida”.

“Todos fuimos jóvenes y queremos seguir manteniendo el alma joven, todos sabemos que es muy importante el encuentro con amigos, estar cerca de los afectos, compartir, disfrutar. Extraño los recitales, tanto como ustedes, extraño que vuelva el fútbol, tocar la guitarra con mis amigos. No podemos hacerlo”.

“Chicos, chicas, chiques, les pido por favor, hagamos ese esfuerzo. Es una sonsera reunirnos en fiestas electrónicas, cerradas, clandestinas. No se dan cuenta el riesgo al que se exponen y el riesgo que corren”.

“Todos extrañamos el encuentro de la familia los domingos, el asado con los amigos, jugar el picadito, pero no podemos, porque cada uno de esos encuentros es un riesgo enorme al que nos sometemos y sometemos al otro”.

“La picardía de una fiesta puede ser un dolor de cabeza muy grande para muchos”.