Viernes 14 de mayo de 2021
19 APR 2021 - 09:55 | Coronavirus
La segunda ola de Covid-19

Clases presenciales: por qué implican un bajo riesgo individual pero un alto riesgo colectivo, según el Ministerio de Salud

Para poder tener una presencialidad cuidada no alcanza con las medidas individuales en instituciones educativas, sino que es necesario implementar medidas colectivas para impactar en la transmisión comunitaria, advirtió la cartera sanitaria.

“El objetivo de las medidas intensificadas, transitorias y localizadas es disminuir la velocidad de los contagios para evitar que el aumento exponencial de casos ponga en riesgo el sistema de salud”,

Según el análisis epidemiológico, la presencialidad en las escuelas puede implicar un bajo riesgo individual pero un alto riesgo colectivo, advirtió el Ministerio de Salud de la Nación.La cartera sanitaria compartió en Twitter un posteo acompañado por un gráfico que compara la evolución de los casos totales de Coronavirus y los de aquellos que se produjeron entre la población escolar desde el inicio de clases presenciales en el AMBA.

"En el contexto epidemiológico del AMBA, donde el número de casos muestran un crecimiento exponencial con alta velocidad, es imposible separar el riesgo individual del riesgo colectivo. Diversas experiencias en distintos países, han mostrado relación entre la disminución de la presencialidad o cierres de escuelas y disminución en los niveles de transmisión", sostuvo el Ministerio

"Para garantizar una presencialidad cuidada es fundamental controlar la transmisión de la enfermedad en la comunidad. En la región del AMBA, que en la actualidad presenta una alta incidencia de casos, hay más de 3 millones de niños, niñas y adolescente en edad escolar y aproximadamente 300.000 docentes y no docentes, sumado a los acompañantes, que se movilizan diariamente", añadió.

"En las últimas semanas el AMBA ha experimentado un aumento exponencial de casos, con una velocidad mucho mayor a la primera ola y con circulación de nuevas variantes de preocupación, más transmisibles y letales".

"El análisis de la curva epidémica en el grupo de población en edad escolar indica que desde el comienzo del ciclo lectivo se ha producido un aumento exponencial del número de casos, similar -y aún mayor- a lo observado en la curva de la población general", puntualizó la cartera sanitaria.

El Ministerio que encabeza la ministra Carla Vizzotti añade que "comparando las dos semanas previas al inicio de clases y las últimas dos semanas, se observa que los grupos de edad escolar presentan un aumento proporcional mayor al resto de las edades".

"De allí que el aumento de casos afecta también a este grupo de edad, independientemente de que las instituciones escolares sean consideradas espacios de bajo riesgo individual y realicen un adecuado cumplimiento de los protocolos", indica.

"El riesgo individual bajo aumenta cuando se incrementa la prevalencia de la enfermedad en la población. De la misma manera que el aumento en la circulación de personas que implica la presencialidad escolar, facilita la transmisión viral", alerta el hilo oficial.

"Esto es esperable, debido a la mayor circulación de grupos susceptibles - que el año pasado no circularon- en áreas de alta transmisión viral", destaca. "En el contexto epidemiológico del AMBA, donde el número de casos muestran un crecimiento exponencial con alta velocidad, es imposible separar el riesgo individual del riesgo colectivo".

"Por todo esto, para poder tener una presencialidad cuidada no alcanza con las medidas individuales en instituciones educativas, sino que es necesario implementar medidas colectivas para impactar en la transmisión comunitaria".

"Las últimas medidas sanitarias implementadas buscan restringir actividades consideradas de alto riesgo y aquellas que generen alta circulación de personas, con el fin de disminuir la velocidad de los contagios para que el sistema de salud pueda seguir dando respuesta" describe.

"En suma, el objetivo de las medidas intensificadas, transitorias y localizadas es disminuir la velocidad de los contagios para evitar que el aumento exponencial de casos ponga en riesgo el sistema de salud", concluye.

En otros párrafos del hilo, el Ministerio señala que "hay que considerar que desde el inicio de clases, con presencialidad alternante, se incrementó un 25% el uso del transporte público".

Por otra parte, define "bajo riesgo individual" cuando "el riesgo de contagio puede ser considerado bajo si se acompaña con el adecuado cumplimiento de las medidas de prevención".

"Uso correcto de barbijo, distanciamiento, higiene de manos, ventilación adecuada, identificación temprana, aislamiento de los casos y cuarentena de contactos.

Pero, en un contexto de aumento de la transmisión comunitaria o en áreas de alta incidencia quienes asisten a establecimientos escolares (estudiantes y personal) tienen más probabilidad de enfermar", completa.

Asimismo, aclara sobre "alto riesgo colectivo": "cuanto mayor es la circulación de personas, mayor es la transmisión del virus. El riesgo de enfermar aumenta cuando aumenta la prevalencia de la enfermedad en la población, independientemente de los riesgos individuales"