Martes 15 de junio de 2021
12 MAY 2021 - 09:45 | Coronavirus
La segunda ola de Covid-19

Coronavirus: las clases presenciales tienen relación con el aumento de contagios, según un informe del CONICET

Para un grupo de 5 investigadores “la vuelta de la presencialidad escolar ha funcionado como un evento de contagio masivo”.

“La suspensión de las clases presenciales el 19 de abril, así como la restricción de la circulación, coinciden con un cambio de comportamiento de la curva de infectados”, dice el estudio.

Un estudio del CONICET y la Universidad de La Plata muestra una relación entre el inicio de las clases presenciales con el crecimiento de casos de Covid-19. Según el estudio dirigido por el doctor Federico Holik señala que “el inicio de clases coincide con un aumento significativo de la curva de infectados a partir de las siguientes tres semanas aproximadamente” y que “esto sugiere que las clases funcionaron como un evento de contagio masivo, que influyó de forma significativa en el aumento del número de infectados, con su consecuente aumento del uso de UTIs y el crecimiento del número de decesos vinculados a la infección por SARS-COV-2”.

El análisis, denominado “Informe sobre el crecimiento de casos de COVID-19 en relación al inicio de clases en el 2021” realizado a partir de estadísticas sanitarias oficiales, de movilidad generadas por el Ministerio de Transporte de acuerdo al uso de la tarjeta SUBE y por Google en función de la ubicación de los teléfonos celulares en la zona AMBA, concluye que “las clases presenciales pueden considerarse como una fuente muy probable detrás del rebrote de casos que se observa a partir del 24 de marzo de 2021, aproximadamente, y que dio lugar a un aumento de los casos y decesos, así como elevó el nivel de saturación de los establecimientos de salud, contribuyendo al desgaste del sistema.”

En su informe, los investigadores sostienen que “este volumen de movilización y aglomeración en las distintas unidades escolares, si bien se vio atenuado por distintos protocolos que incluyen la semipresencialidad, es lo suficientemente elevado como para generar un contexto en el que se produjeron un número considerable de interacciones interpersonales que terminaron en contagios.”

Por eso consideran que “todos estos datos, tomados de conjunto, indican que la vuelta de la presencialidad escolar ha funcionado como un evento de contagio masivo, catalizador de la circulación del SARS-COV-2 en el AMBA.”

Paralelamente, “la suspensión de las clases presenciales el 19 de abril, así como la restricción de la circulación, coinciden con un cambio de comportamiento de la curva de infectados que se observa a partir de las dos semanas”.

Las conclusiones “se refuerzan con el hecho de que fueron reportados numerosos casos de contagios vinculados con el fracaso de la implementación de los protocolos de seguridad en establecimientos educativos”

El equipo investigador estuvo integrado por los investigadores Federico Holik, Andrés Kowalski, Marcelo Losada, María Leticia Rubio Puzzo  y Victoria Vampa.