Martes 15 de junio de 2021
12 MAY 2021 - 10:53 | Coronavirus
Judiciales

Tandil: multan a una residencia de personas mayores por incumplir protocolos Covid durante una actividad con nietos

Se trata del geriátrico que se hizo famoso porque ideó un sistema para que los familiares y los residentes pudieran “darse un abrazo” seguro. La Municipalidad impuso la multa a partir de la denuncia de un vecino. El hogar apeló la sanción en la Justicia.

La denuncia es por “incumplimiento de medidas de protección y protocolos” y se elevaron las actuaciones al titular del Juzgado de Faltas Nro. 2 de Tandil, Dr. Pedro Oliveto.

El geriátrico "Reminiscencias" alcanzó notoriedad el año pasado, cuando ideó un sistema en la puerta de la residencia, para que los familiares pudieran brindar un abrazo seguro a los ancianos. En esta Semana Santa, frente a la extensión del encierro para los adultos mayores, idearon un encuentro con algunos nietos y nietas.

La denuncia llegó al Municipio a partir de un informe de la actividad, que realizó Canal 13, cuando Anahí Soulié, propietaria de "Reminiscencias", organizó, "con el permiso y el acuerdo de todos los familiares de los abuelos", el ingreso de 10 nietos, divididos en tres grupos, para realizar juntos huevos de chocolate, en los días previos a las Pascuas.

A partir de esas imágenes, un vecino radicó la denuncia y desde el Municipio procedieron a labrar una fuerte multa, según informó La Voz de Tandil. “Nos consideran como si hubiéramos hecho una fiesta clandestina", se quejó Souilé, quien anticipó que "no voy a pagar nada" mientras avance la cuestión judicial.

Si bien el monto de la multa aún no está definido, dado que el hogar apeló la sanción y se encuentra ahora en un litigio judicial con la comuna, entienden que podrían aplicarles nada menos que 2 millones de pesos de sanción.

"Nosotros somos el único geriátrico que no tuvo Covid, venimos intactos. Entonces hicimos una actividad con 10 nietos, para que hagan huevos de pascua, donde cuidamos perfectamente que no hubiera casos, ni nada alarmante, controlamos la temperatura, todos los familiares de los residentes de acuerdo, con ropa quirúrgica, barbijos, delantal, gorros, todos firmaban una planilla", relató Souilé.

"Ahora estamos sancionados supuestamente por no cumplir protocolos, cuando tendríamos que ser un ejemplo. Tomamos todos los recaudos, los residentes no son presos, hace más de un año que están encerrados y nosotros nos hicimos famosos por el tema de los abrazos, pero en vez de copiarnos, se dedican a denunciarnos", expresó la mujer.

"Cuando todo el mundo se iba de vacaciones, todo el mundo festejaba, todos hacían fiestas clandestinas, ellos seguían encerrados acá. Y porque hacemos un encuentro de un abuelo con un nieto, nos castigan. Me parece totalmente injusto", sostuvo Souilé, quien también reclamó que “hace 67 días que estamos esperando la segunda dosis".