Jueves 18 de abril de 2024
04 APR 2022 - 18:49 | Coronavirus

Dolores: comenzó el juicio por la violación y muerte de Javier Ayuso

Dos amigos de la víctima están acusados por los delitos que se ventilan con la modalidad de juicio por jurados. Mañana comenzarán los testimonios.

El pedido de justicia por la muerte de Javier Ayuso llegó a la puerta de los tribunales.

Con la exposición de cada una de las partes comenzó hoy en Dolores el juicio por la violación y muerte del joven Claudio Javier Ayuso (18) ocurrida el 8 de julio de 2017. Por este hecho están detenidos dos amigos de la víctima, Francisco Andrés Miño (23) y Matías López (26).

El juicio se lleva adelante por la modalidad de jurados, por lo que buena parte de la jornada estuvo destinada a la selección de los ciudadanos que deberán dar el veredicto de culpabilidad o inocencia de los dos imputados.

El primero en marcar las líneas sobre las cuales se desarrollará el debate fue el fiscal Gustavo García quien organizó su relato en torno a la noche del sábado 8 de julio, cuando Javier junto a Miño, López y otros dos amigos más decidieron salir, luego de la previa en casa de uno de ellos. Según indicó el fiscal, los cinco deambularon por la ciudad, se refugiaron de la lluvia, tomaron alcohol y luego se separaron. Ayuso, Miño y López regresaron hacia el barrio del viejo frigorífico abandonado –cercano a sus casas- donde fueron vistos juntos por última vez.

El domingo 9 de julio la madre de Javier hizo la denuncia por su desaparición y el lunes, alrededor de las tres de la tarde una comisión policial encontró su cadáver desnudo, en una fosa de un metro por un metro ubicada en la vereda del frigorífico que da a un descampado. Estaba brutalmente golpeado en la cabeza y la cara, presumiblemente con una piedra grande que se encontró en el lugar. La autopsia reveló que había sido violado.

Por su parte, el abogado de la madre de la víctima, José Equiza, adhirió a los conceptos de la fiscalía y calificó al asesinato de Javier Ayuso como “el hecho más aberrante que ha tenido Dolores en los últimos 50 años”.

A su turno, la defensora de Miño, Rocío Zamora, reclamó la inocencia de su defendido, indicando que desde el inicio de la investigación se registró animosidad hacia él. “Miño y la víctima eran amigos, pasaban mucho tiempo juntos”, dijo al tiempo que se preguntó por qué razón habría de violar y matar a quien era su amigo.

Finalmente, la palabra estuvo a cargo del defensor oficial Gustavo Estrada, que patrocina a Matías López. El letrado cuestionó la data de la muerte que esgrimió el fiscal, quien, según su interpretación, direccionó la prueba hacia la culpabilidad de Miño y López. “No tiene pruebas”, sostuvo y en consecuencia pidió veredicto de no culpabilidad para López.