Miércoles 23 de enero de 2019
08/01/2019 - 20:07 | Noticias | Política

La más alta desde 1991: según gremios, la inflación fue del 47,8% en 2018

De acuerdo con el Instituto Estadístico de los Trabajadores, la suba de precios fue del 3,1% en diciembre, para que 2018 cerrara como “el peor año económico desde 2002”.

Entre noviembre de 2015 y diciembre de 2018, el salario real cayó 17,3%, lo que significó la baja más profunda desde la crisis de 2001.

De acuerdo con el informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), la inflación durante 2018 fue del 47,8%

Se trata de la inflación más alta desde 1991, aún superando la de 2002 (41%). El documento citado por Ámbito.com detalla que el año pasado todos los rubros de la canasta subieron por encima del 40 por ciento, excepto ‘Indumentaria y Calzado’ (+33,5) y ‘Educación’ (+32).

De acuerdo con el informe, la inflación de diciembre fue del 3,1%, por encima del 2,9 registrada en noviembre. Los rubros que más subieron en el último mes del año fueron ‘Esparcimiento’ (+7,4 por ciento), ‘Salud’ (+7), ‘Equipamiento y Mantenimiento del Hogar’ (+3,9) e ‘Indumentaria y Calzado’ (+3,1).

“El 2018 será recordado como el peor año económico desde 2002; por un lado, la devaluación del peso fue la más profunda desde ese año; por otro lado la suba de la pobreza, estimada en un 7 por ciento, es la más pronunciada desde ese entonces; y a su vez la inflación fue la más alta no sólo desde 2002, sino desde 1991, años en los que, además, Argentina estaba sumida en una profunda crisis económica y social”, consideró Nicolás Trotta, rector de la UMET. 

Con respecto al poder adquisitivo de los trabajadores, para el IET, “entre noviembre de 2015 y diciembre de 2018, el salario real cayó 17,3 por ciento (la caída más profunda desde la crisis de 2001-2)”, mientras que “durante todo el año pasado, el poder adquisitivo cayó todos los meses desde enero sin haber encontrado aún un piso”.

“Gracias a la reapertura de paritarias, es probable que en los próximos meses se recupere parte de lo perdido, aunque resulta difícil prever volver a los niveles de 2017 (los cuales, a su vez, fueron 2 por ciento inferiores a los de 2015)”, advierte el informe.