Domingo 25 de agosto de 2019
12/08/2019 - 12:21 | Noticias | Política

El contraste en la Provincia: de la felicidad medida de Kicillof al silencio absoluto de Vidal

Qué dijo el candidato del Frente de Todos luego de su aplastante triunfo en la Provincia y cómo se vivió en el entorno de la actual gobernadora la contundente derrota.

A la hora de los agradecimientos, Kicillof comenzó con Cristina Kirchner y siguió con Alberto Fernández y Verónica Magario.

Si bien el clima en el centro de campaña del kirchnerismo, ubicado en el barrio porteño de Chacarita, era por demás festivo, Axel Kicillof se mostró prudente a la hora de celebrar una victoria con una ventaja de 17 puntos sobre María Eugenia Vidal (Juntos por el Cambio) que probablemente no esperaban ni los más optimistas en el Frente de Todos.

"Es un día de mucha felicidad, lleno de emoción. ¿Qué significa este triunfo? Que la mayoría de los bonaerenses quieren una provincia distinta, con otra prioridades, que quieren poner a la provincia de Buenos Aires en marcha", dijo el actual diputado nacional, que consiguió el 56,7% de los votos en la tercera sección electoral bonaerense, frente al 25,4% de Vidal.

"Escuchamos los comentarios, las reflexiones, y las críticas también. Cuando decimos que aprendimos es porque escuchamos y hoy queremos representar a todos. Vamos a seguir recorriendo, escuchando y abrazando porque la provincia se pone en marcha con todos y entre todos", aseguró Axel, que también se hizo fuerte (48,9%) en la primera sección electoral bonaerense, frente a 32,8% de Vidal.

El ex ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner hizo hincapié en el diferente tenor político y económico de las campañas electorales de los dos principales partidos en pugna.  "La campaña se hizo de abajo para arriba. Fue una campaña muy desigual. Lo importante, lo que me llena de orgullo y es el gran mensaje que tenemos esta noche, es que en esa campaña no se gastaron millones, no se agredió, no se acusó, fue una campaña que contó con muchísima ayuda y en la que todos aprendimos muchísimo", concluyó Kicillof.

La desazón en las huestes de la actual gobernadora era ostensible y contrastable claramente con lo que sucedía en el Frente de Todos. Pese a que ayer en Costa Salguero se había anunciado que hablaría, aún si el resultado fuera notoriamente desfavorable, finalmente Vidal no emitió palabra alguna. Se limitó a acompañar a Mauricio Macri cuando el presidente reconoció que habían hecho una “mala elección” y también cuando minutos después el primer mandatario brindó una conferencia de prensa.

Según el sitio Letra P, en el entorno de Vidal hay bronca con Marcos Peña, jefe de gabinete del gobierno nacional, porque fue el impulsor de desdoblar las elecciones nacionales y provinciales y por ser el responsable de la estrategia electoral de Juntos por el Cambio.