Viernes 07 de agosto de 2020
24/04/2020 - 17:10 | Noticias | Política

La Provincia autoriza excepciones al aislamiento en algunas ciudades

Maipú, General Belgrano y Villa Gesell forman parte de las 28 comunas que están habilitadas a flexibilizar algunas actividades. Todos los detalles.

El gobierno bonaerense recibió 537 solicitudes de actividades y servicios a ser exceptuados del ASPO por parte de 72 municipios.

Desde hoy la provincia de Buenos Aires implementa medidas puntuales de excepción del aislamiento para actividades y servicios en 28 municipios de manera focalizada. Maipú, General Belgrano y Villa Gesell son las ciudades de la región que están autorizadas a tomar esas medidas. 

Para Maipú se habilitaron la actividad registral nacional y provincial; la venta de mercadería ya elaborada de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no requieran contacto personal con clientes y únicamente mediante la modalidad de entrega a domicilio; los laboratorios de análisis clínicos y centros de diagnóstico por imagen con sistema de turno previo y las ópticas.

Por otra parte, en Belgrano podrán abrir los establecimientos que desarrollen actividades de cobranza de servicios e impuestos; los que venden mercadería ya elaborada de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no requieran contacto personal con clientes y únicamente mediante la modalidad de entrega a domicilio; los laboratorios de análisis clínicos y centros de diagnóstico por imagen con sistema de turno previo y las ópticas. 

Finalmente, en Villa Gesell  se habilitó la venta a través de comercio electrónico y con entrega a domicilio. 

El gobierno bonaerense indicó que se recibieron 537 solicitudes de actividades y servicios a ser exceptuados del ASPO por parte de 72 municipios. En total, se exceptuaron las siguientes actividades y servicios para cada uno de los municipios que hicieron una presentación apropiada de los distintos protocolos sanitarios y de funcionamiento:

1. Establecimientos que desarrollen actividades de cobranza de servicios e impuestos.
2. Oficinas de rentas de las Provincias, de la Ciudad de Buenos Aires y de los Municipios, con sistemas de turnos y guardias mínimas.
3. Actividad registral nacional y provincial, con sistema de turnos y guardias mínimas.
4. Venta de mercadería ya elaborada de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no requieran contacto personal con clientes y únicamente mediante la modalidad de entrega a domicilio.
5. Atención médica y odontológica programada, de carácter preventivo y seguimiento de enfermedades crónicas, con sistema de turno previo.
6. Laboratorios de análisis clínicos y centros de diagnóstico por imagen con sistema de turno previo.
7. Ópticas, con sistema de turno previo.
8. Peritos y liquidadores de siniestros de las compañías aseguradoras que permitan realizar la liquidación y pago de los siniestros denunciados a los beneficiarios y a las beneficiarias. En ningún caso se podrá realizar atención al público y todos los trámites deberán hacerse en forma virtual, incluyendo los pagos correspondientes.
9. Establecimientos para la atención de personas víctimas de violencia de género.

Para autorizar las excepciones autorizadas por el Gobierno nacional, los intendentes de cada uno de los 135 municipios deben presentar al Gobierno de la Provincia los protocolos sanitarios, el esquema de funcionamiento y los mecanismos de fiscalización de cada una de las actividades exceptuadas y, luego, la gobernación validará esas propuestas. Finalmente el municipio, a través de un acto administrativo a nivel local, autorizará el funcionamiento de las actividades exceptuadas.

En cuanto a las actividades no exceptuadas por la normativa nacional, los intendentes deben presentar al Gobierno de la Provincia los protocolos sanitarios, el esquema de funcionamiento y los mecanismos de fiscalización de cada una de las actividades que pretenden ser exceptuadas, para que luego sean analizados con el Gobierno nacional. En caso de que se considere razonable la solicitud y se autorice la actividad en las condiciones propuestas, el municipio, a través de un acto administrativo a nivel local, autorizará el funcionamiento de las actividades exceptuadas.