Sábado 04 de julio de 2020
09/05/2020 - 09:17 | Noticias | Política

Deuda: el Gobierno volverá a negociar este fin de semana con los grandes bonistas para evitar el default

Mañana se reúnen a la mañana el presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán para decidir la prórroga formal de las negociaciones; habrá conversaciones con BlackRock, Fidelity y Pimco

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirán mañana a la mañana para decidir la segura extensión del canje de la deuda.

En la Residencia de Olivos ambos terminarán de definir, con los resultados de la etapa que terminó hoy, cómo lograr una adhesión mayor al 15 o 20 por ciento alcanzado hasta ahora, indicaron fuentes oficiales a Infobae. El anuncio oficial se haría el domingo.
Luego del rotundo rechazo por parte de los grandes inversores institucionales, el ministro y su equipo negociarán durante el fin de semana con ellos.

El ministro Guzmán conversó hoy con representantes de Fidelity y PIMCO, pero, por encima de este diálogo que ya venía desarrollándose, en Economía afirman que lograron que BlackRock “se sentara de nuevo a negociar”. En realidad, desde este fondo aclararon que nunca dejaron de negociar, más allá del cruce por por la filtración de una propuesta preliminar. No hay pelea, aclararon a Infobae desde Wall Street, y si hay un llamado a dialogar por una mejora, allí estarán.
El objetivo oficial es acordar con estos tres grandes fondos, que, según las fuentes oficiales, “tienen en sus manos más del 70 por ciento” de los 66 mil millones de dólares que pretende reestructurar el Gobierno. En realidad, cuando el Gobierno habla de este porcentaje, posiblemente se refiera a lo que tienen en su conjunto los tres comités de acreedores formados para negociar y que ya expresaron su rechazo a la oferta original.

Hasta el lunes próximo a las 9 de la mañana el Gobierno tiene tiempo de comunicarle a las comisión de valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés) que extiende el plazo del canje, posiblemente, hasta la víspera del pago del 22 de mayo de los bonos globales por 590 millones de dólares.