Martes 07 de diciembre de 2021
07 JUL 2021 - 10:11 | Política
El Mundo

Haití: el presidente Jovenel Moïse fue asesinado en su casa

Sucedió esta madrugada en su residencia de Puerto Príncipe y el magnicidio fue perpetrado por un comando integrado por extranjeros, anunció el primer ministro. La esposa del primer mandatario también murió producto de las heridas sufridas en el ataque.

Moïse había solicitado recientemente apoyo internacional para acabar con la grave crisis de seguridad que atravesaba el país. (Foto: Télam)

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado esta madrugada en su casa de Puerto Príncipe por un comando integrado por personas extranjeras, anunció el primer ministro saliente, Claude Joseph. La esposa del presidente, Martine Moïse, también murió producto de las heridas sufridas en el ataque.

"El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español", dijo el primer ministro, citado por las agencias de noticias AFP y Sputnik.

Moïse, que tenía 53 años, ha gobernado por decreto Haití, el país más pobre del continente americano, después de que las elecciones legislativas previstas para 2018 se retrasaran.

Además de la crisis política, en los últimos meses han aumentado los secuestros para pedir rescate, reflejo de la creciente influencia de las bandas armadas en el país caribeño, históricamente jaqueado por la pobreza crónica y los recurrentes desastres naturales.

El presidente se enfrentó a una fuerte oposición por parte de sectores de la sociedad que consideraban ilegítimo su mandato. En los últimos 4 años el país tuvo 7 primeros ministros. Estaba previsto que Joseph fuera sustituido esta semana tras 3 meses en el cargo, según informó Télam.

Además de las elecciones presidenciales, legislativas y locales, Haití tiene previsto celebrar un referendo constitucional en septiembre, después de haber sido aplazado dos veces debido a la pandemia de coronavirus.

La reforma constitucional, apoyada por Moïse y destinada a reforzar el Poder Ejecutivo, ha sido rechazada mayoritariamente por la oposición y muchas organizaciones de la sociedad civil.

La Carta Magna actual fue redactada en 1987, tras la caída de la dictadura de Jean-Claude Duvalier, y declara que "toda consulta popular destinada a modificar la Constitución por referendo está formalmente prohibida". Los críticos también han afirmado que es imposible organizar una consulta debido a la inseguridad que sufre el país.