Martes 19 de octubre de 2021
14 FEB 2019 - 11:08 | Sociedad

Los hijos víctimas de femicidios pueden solicitar una beca económica

Se puso en marcha la Ley Brisa, para víctimas colaterales de femicidio. De qué se trata y cómo se puede tramitar.

La Ley Brisa beneficia a las niñas y niños que, víctimas colaterales de los femicidios, quedan sin sus padres.

Ya está en marcha la ley Brisa, por lo que hijos e hijas de mujeres víctimas de femicidios podrán solicitar una beca consistente en un haber mínimo jubilatorio. La llamada ley Brisa fue aprobada en junio pasado, a partir de un proyecto presentado por la organización feminista “La Casa del Encuentro”.

La ley creó un Régimen de Reparación Económica para los Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas Colaterales de Femicidio y, a partir del 6 de febrero, está disponible a través de la página web de ANSES. La ley lleva el nombre de Brisa, la hija menor de Daiana de los Ángeles Barrionuevo, asesinada en diciembre de 2014 por su pareja. Junto con sus tíos y hermanos, Brisa estuvo el verano pasado disfrutando del Partido de La Costa donde fue invitada con pasajes, hotel, estadía, almuerzos, cenas, meriendas y paseos a Mundo Marino, entre otras actividades que pudieron disfrutar, todo organizado por entidades y organizaciones costeras con el apoyo de la Municipalidad local.

Según los informes del Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano” de la Casa del Encuentro en los últimos 10 años, 2.679 mujeres han sido asesinadas como consecuencia de la violencia machista y 3.328 hijos e hijas quedaron sin su madre. En lo que va del 2019, ya se han dado más de 20 femicidios y en muchos de estos episodios, quedan niños y niñas sin madres y muchas veces, también sin padres.

CÓMO HACER EL TRÁMITE

Para acceder al beneficio que otorga la ley Ley 27.452, reglamentada el 28 de septiembre mediante el decreto 871/2018 el Poder Ejecutivo, se debe ingresar a la página de la ANSES, solapa “HIJOS”, para solicitar un turno.

Las personas menores de 18 años deberán solicitarlo a través de sus representantes legales (tutor/a, guardador/a o adoptante). Luego, se debe concurrir a la oficina de la repartición con la documentación solicitada e imprimir los formularios que deberán ser firmados ante el empleado del organismo. El trámite no requiere la participación de abogados ni gestores y es totalmente gratuito. Y no se perderá en caso de que el menor sea beneficiario de otro plan.