Miércoles 21 de agosto de 2019
25/02/2019 - 20:13 | Noticias | Sociedad

Excarcelaron al joven que mató a un adolescente de una trompada en Miramar

La Justicia de Garantías dispuso el cese de la prisión preventiva del acusado, quien volvió a vivir en su casa del barrio porteño de Caballito. El fiscal apelará esta medida.

Ezequiel Lamas murió luego de recibir una trompada en Miramar. El agresor, de la misma edad, malinterpretó que era un ladrón.

La Justicia de Garantías del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil ordenó la excarcelación ordinaria del adolescente de 17 años acusado de haber matado de una trompada a Ezequiel Lamas (17) en la ciudad de Miramar, luego de que unas personas lo señalaran erróneamente como ladrón.

Con esta resolución firmada por la jueza Mariana Gulminelli, el joven imputado por “homicidio preterintencional” podrá volver a vivir en el barrio porteño de Caballito y, tal como lo hacía antes, alternar su domicilio entre la casa de su madre y la de otra persona mientras termina sus estudios secundarios en una escuela nocturna.

Según informa La Capital, la jueza dispuso que el imputado fijara un domicilio, mandó a realizar estudios socio ambientales de esos lugares y solicitó a una agencia nacional de protección de los derechos del niño con jurisdicción en Capital Federal para que pudiera controlar al adolescente.

El fiscal que investiga el hecho, Walter Martínez Soto, criticó la resolución de la titular del Juzgado de Garantias del Joven Nº 3, consideró que la excarcelación del imputado es “absurda, apresurada y desproporcionada” y adelantó que apelará esta decisión.

El fiscal Martínez Soto había solicitado a la Justicia de Garantías la prisión preventiva para el imputado, pero la jueza Gulminelli, lejos de acompañar ese requerimiento, le otorgó la excarcelación ordinaria aún antes de que se venciera el plazo de 5 días de su detención.

“No hay razonabilidad en la aplicación de la ley”, lamenta el fiscal, quien remarca que el imputado por la muerte de Ezequiel Lamas, aunque sin querer -tal como se refleja en la calificación legal-, lo mató de una trompada.

“Ahora el joven estará en un domicilio certificado, aunque sin saber si es apto para que viva allí, ya que los estudios socio ambientales fueron ordenados después de que la medida haya sido tomada”, explicó Martínez Soto.

Para el fiscal, con esta medida será “muy difícil” controlar al joven y lograr que se cumplan órdenes procesales.

El fiscal Martínez Soto adelantó a La Capital que apelará la excarcelación ordenada por Gulminelli en una causa en la que, para él, ya está probada la autoría y responsabilidad en la muerte de Lamas.

Por otra parte, el fiscal solicitó una batería de pericias sobre la escena del crimen, que si bien no tienen una carga probatoria diferente a lo conseguido hasta ahora, sirven para contextualizar y entender más como fueron los hechos en los que el imputado golpeó a Lamas mientras era custodiado por la policía y lo mató.