Martes 14 de julio de 2020
26/07/2019 - 15:18 | Noticias | Sociedad

Otro caso de mala praxis: la operaron de la vesícula, le perforaron el intestino y murió

La familia de Sonia Serio denuncia que el cirujano que la operó hizo “abandono de persona”, luego de que realizara una operación fallida y se fuera de vacaciones.

El médico y director del Hospital municipal de Brandsen, Alejandro Ambrosinni, se encuentra imputado por otra causa anterior.

Cuando el caso de la mujer a la cual se le amputó una pierna equivocada en un sanatorio de Berazategui se instala en los principales medios, más casos de mala praxis alarman en la provincia de Buenos Aires.  

En Brandsen, una mujer que ingresó al quirófano por una cirugía sencilla, terminó falleciendo a raíz de un grave error de un médico, quien ya presentaba varias denuncias en su contra, dio a conocer el portal Infocielo.

Se trata del caso de Sonia Carina Serio, de 48 años, cuyo cuadro empeoró en el Instituto Médico de Brandsen luego de contraer una peritonitis fecal días después de una operación sin complejidad: una laparoscopia de vesícula que no presentaba urgencia y ya había sido programada.

El médico y director del Hospital municipal de Brandsen, Alejandro Ambrosinni, se encuentra imputado por otra causa anterior y la misma entraría en juicio oral el próximo mes luego de que se comprobara su mala praxis. En síntesis, Ambrosinni perforó el intestino de la paciente y la mandó a recuperarse a su casa. La familia de la víctima asegura que el médico “estaba apurado” porque se “quería ir de vacaciones” e incurrió en el delito de “abandono de persona”.

“Ese día la mandaron a recuperarse con dieta líquida. Le hacen una ecografía y la manda a su casa. A los pocos días, empieza con malestar y lo llama al médico. Él se estaba yendo de vacaciones y le dijo fríamente que se tome una buscapina. Hizo abandono de persona”, relata su hija, Micaela Ermacora.

Su madre comenzó a vomitar materia fecal y entró al quirófano de una peritonitis fecal. Según el doctor, “todo estaba bien”, solo que “con una pequeña infección”.

“Una peritonitis fecal es grave, es mortal en la mayoría de las veces, pero a él no le importó porque priorizó sus vacaciones”, apuntó Micaela, quien ahora pide justicia por el caso de su madre.

Luego de que Ambrosinni volviera a jurar que era “normal que existiera un poco de infección”, a Micaela la llamaron del sanatorio para comunicarle que su madre, Sonia, había fallecido.

La primera cirugía fue el 12 de junio y Sonia Serio falleció el 5 de julio, luego de tres operaciones que intentaron reanimarla del grave cuadro en el que había entrado.

Según la familia de la paciente fallecida, en Brandsen se contabilizan varios casos más de mala práxis, pero la gente “calla por miedo”.

“Si a él le hubiesen suspendido la matrícula antes de operar a mi mamá, ella estaría viva”, contó Micaela a Infocielo. Además, agregó que luego de la muerte de su madre, el médico se intentó defender asegurando que lo sucedido “eran cosas que no se podían prever”.