Domingo 15 de diciembre de 2019
25/08/2019 - 10:10 | Noticias | Sociedad

Organizaciones No Gubernamentales denunciaron la responsabilidad de Jair Bolsonaro en la crisis del Amazonas

El repudio surge ante la promesa del presidente brasileño de abrir reservas indígenas a la explotación agropecuaria y minera.

Para las ONGs hay un desmantelamiento sistemático y deliberado" de los organismos encargados de supervisar y evitar la tala y la quema ilegales de vegetación,

Diferentes ONGs advirtieron este viernes que las políticas del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, contribuyeron a la proliferación de incendios en la Amazonía,en la antesala de una reunión de las principales economías mundiales (G7) en Francia, que tratará la crisis ambiental en el país sudamericano.

La devastación generada por incendios forestales en la Amazonía movilizó a líderes políticos, iconos culturales y a la sociedad civil que salió a pedir a Bolsonaro respuestas ante la crisis.

"Los problemas de deforestación y quemadas en la Amazonía son de larga data. Sin embargo, el empeoramiento de esta situación en 2019 es un resultado directo del comportamiento del gobierno de Jair Bolsonaro", señala la declaración difundida por la red de oenegés de Brasil.

La promesa de Bolsonaro de abrir reservas indígenas a la explotación agropecuaria y minera, así como el "desmantelamiento sistemático y deliberado" de los organismos encargados de supervisar y evitar la tala y la quema ilegales de vegetación, son detonantes de la crisis, agrega el documento.

Para las ONGs las promesas del ultraderechista de aflojar los controles ante las quemas ilegales y evitar una supuesta industria de sanciones son una señal clara de "impunidad" ante delitos ambientales.

El jueves, Macron dijo en Twitter que los incendios amazónicos son "una crisis internacional" y citó a los miembros del G7 para "hablar de esta urgencia" que golpea a la cuenca del Amazonas durante la cumbre de este fin de semana en Biarritz.

Ante la presión, Bolsonaro autorizó vía decreto que a partir del sábado y durante un mes las tropas militares combatan los incendios y para realizar "acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales".

Los incendios forestales en Brasil son un 85% más en lo que va del año respecto al mismo periodo de 2018. A principio de semana, Bolsonaro insinuó que las ONG serían responsables de propagarlos, lo que desató una hola de indignación global.