Sábado 20 de abril de 2024
30 AUG 2019 - 10:43 | Sociedad

Una chica debió tirarse por la ventanilla del colectivo porque el chofer la había secuestrado

El hecho ocurrió en Monte Grande y la adolescente de 18 años escapó con la ayuda de su familia. El colectivero de la línea 501 estuvo detenido unas horas antes de ser liberado.

El hermano de la víctima rompió un vidrió del colectivo con un piedrazo y propició el escape de Camila. (Foto: Crónica)

Camila salió el miércoles pasado del bar donde trabaja como moza en Monte Grande y en Bulevar, entre General Rodríguez y General Las Heras, se subió a un colectivo de la línea 501, que pertenece a la empresa EMG SA (Empresa Monte Grande).

Cuando subió, el chofer le ofreció pasar sin pagar y si bien ella se negó, el colectivero sólo le cobró 10 centavos. En el colectivo no había nadie y el conductor del mismo, identificado como Leonardo Recalde, de 28 años, no frenó en ninguna parada en un trayecto de aproximadamente 10 minutos.

Asustada, Camila empezó a contarle a su mamá, a través de mensajes de Whats App, todo lo que estaba pasando y le pidió que la esperara en la parada. Cuando llegaban a Vernet y Álvaros Barros se levantó y tocó timbre; la esperaban su madre y sus tres hermanos, pero el colectivero apagó las luces: "¡Vos no te bajás de acá!", le dijo.

Un hermano de Camila tiró un piedrazo y rompió un vidrio del colectivo. Eso le dio a ella el tiempo suficiente para correr hasta el fondo del vehículo y saltar por la ventana. “Caí en medio de la calle, donde había autos pasando, podría haberme muerto. Rodé hasta la vereda para quedar a salvo", relató la joven a Crónica. Un hombre que pasaba por el lugar con su auto presenció la situación y llamó la policía.

Para ese momento, ya no solo los familiares de Camila sino también algunos vecinos persiguieron al colectivero, que terminó encerrado cuando se metió en contramano por una calle de tierra. Finalmente, fue Recalde fue detenido y liberado unas horas después.