Viernes 05 de marzo de 2021
22/01/2021 - 16:51 | Noticias | Sociedad

En diciembre, una familia precisó más de 54 mil pesos para no caer en la pobreza

Así lo informó el Indec al dar a conocer el costo de la canasta básica. El acumulado del año cerró con un aumento de 39,1%, un 13 por ciento menos que en 2019.

El costo de la canasta básica de alimentos para no caer en la indigencia superó los $22.000.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió los datos correspondientes a diciembre de 2020 de la Canasta Básica Total (CBT) y de la Canasta Básica Alimentaria (CBA). En ese aspecto, una familia tipo precisó más de $54.000 para no caer en la pobreza y más de $22.000 para no ser indigente.

El organismo nacional indicó que el costo de la CBT, que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7 % en diciembre. De esta manera, un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesitó contar un ingreso de $54.207,53 para no caer debajo de la línea de la pobreza, mientras que el acumulado del año cerró con un aumento de 39,1%.

Asimismo, la CBA registró en el mismo período una suba de 5,1% y una familia necesitó contar con $ 22.680,97 para no caer en situación de indigencia, con lo que a lo largo de 2020 marcó una suba acumulada de 45,5%.

En la medición que realiza el Indec se aclara que la diferencia entre los dos relevamientos se debe a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total y están congelados desde principios de año, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses.

Al comparar con el cierre de 2019, el incremento del costo de la canasta básica alimentaria marcó una desaceleración de 7,3%, mientras que la canasta básica total mostró una retracción de 13,7% debido a que el año pasado marcaron un acumulado de 52,8% en ambos casos.