Martes 23 de julio de 2024
11 MAY 2022 - 11:38 | Sociedad
Policiales

Masacre de Monte: uno de los acusados murió tras ser atacado por un perro

Se trata del comisario inspector retirado Claudio Martínez, quien gozaba de un arresto domiciliario con pulsera electrónica. Uno de los Rottweiler que tenía en su casa lo mordió en el brazo, lo que le provocó lesiones mortales.

Claudio Martínez ejercía el cargo de secretario de Seguridad de San Miguel del Monte cuando ocurrió la masacre que le costó la vida a 4 jóvenes.

Claudio Martínez, el ex secretario de Seguridad de San Miguel del Monte que iba a ser sometido a juicio oral junto a 23 policías por la masacre ocurrida en 2019 en esa localidad bonaerense, murió tras ser atacado por un perro.

El comisario inspector retirado, quien gozaba de un arresto domiciliario con pulsera electrónica, estaba imputado por la muerte de 3 adolescentes de entre 13 y 14 años y un joven de 22 al chocar el auto en el que viajaban mientras eran perseguidos a tiros por los efectivos.

Martínez tenía en su casa varios perros de raza Rottweiler. Uno de los animales lo atacó y le lesionó gravemente un brazo, por lo que fue internado en el Hospital de Alta Complejidad de Cañuelas, donde murió a raíz de las lesiones sufridas, según informó la Agencia DIB.

Ante esta situación, se le dio intervención al personal policial de la comisaría 2ª de Cañuelas y a Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de ese distrito, que iniciaron actuaciones por “averiguación de causales de muerte”, a la espera de los resultados de la autopsia.

En tanto, la causa por la denominada “Masacre de Monte” se encuentra en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Plata, que ya inició las audiencias previas al debate para que las partes aporten prueba.

En la causa se investiga la muerte de Camila López (13), Danilo Sansone (13), Carlos Aníbal Suárez (22) y Gonzalo Domínguez (14); y las graves heridas que sufrió Rocío Quagliariello (13), la única sobreviviente de la masacre ocurrida la madrugada del 20 de mayo de 2019.

Los principales imputados son los entonces policías Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Ibáñez, quienes están procesados con prisión preventiva como couatores de “homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público”.