Sábado 22 de junio de 2024
10 MAY 2024 - 16:15 | Sociedad
Historias

La Provincia: luego de buscar a una adolescente durante 11 años, descubren que murió en un accidente ferroviario

Falleció 2 días después de su desaparición, pero como no tenía antecedentes penales, la Justicia no pudo identificarla y abandonó su búsqueda. El trabajo de una ONG permitió saber qué le había pasado.

Missing Chlidren Argentina confirmó que Ailén López “fue identificada como uno de los NN fallecidos en un accidente ferroviario ocurrido dos días después de su desaparición”.

Una madre que buscaba a su hija de 17 años desde hace más de una década recibió la desagarradora confirmación que la chica estaba muerta. Ailén del Valle López salió por última vez de su casa de Longchamps, en el partido bonaerense de Almirante Brown, el 14 de febrero de 2013

Después de 11 años y tras una intensa búsqueda encabazada por su mamá, ayer se supo que la adolescente había fallecido dos días después de su desaparición como consecuencia de un accidente de tren en Florencia Varela, según informó La Nación.

La noticia fue confirmada a través de las redes sociales de Missing Children Argentina, quien trabajaba para dar con el paradero de la chica. “Lamentamos comunicar la noticia de que Ailén del Valle López, a quien buscábamos desde 2013, fue identificada como uno de los NN fallecidos en un accidente ferroviario ocurrido dos días después de su desaparición”, señala el texto, donde se aclara que “recién en estos días se concretó el resultado del cotejo de huellas que permitió identificarla”.

En ese sentido y ante el impacto de la novedad luego de más de una década, la organización expresó la “tristeza por su muerte” y “tristeza por su familia y los 11 años que llevaban buscándola”. “Tristeza y enojo por la inacción de los responsables”, concluye el escrito de Missing Children Argentina.

En tanto, desde la ONG Madres Víctimas de Trata (MVT) - que trabaja contra el abuso sexual en la infancia y la trata de personas con fines de explotación sexual- compartieron una publicación donde recordaron que el mismo día en que la vio por última vez, María Isabel, la madre de la joven, hizo la denuncia correspondiente.

Al día siguiente, María tomó conocimiento de que Ailén había estado en la casa de quien era el novio. El 16/02/2013 ocurrió un accidente ferroviario en Florencio Varela (provincia de Buenos Aires), en el cual dos jóvenes fueron arrollados por una formación”, precisaron y señalaron que la fiscalía de ese distrito inició entonces la identificación de los cuerpos a través de las huellas dactilares y luego envió las fichas al Registro Nacional de Reincidencia.

Sin embargo, “dado que los jóvenes no tenían antecedentes penales, el resultado del informe fue negativo”. “Nunca se prosiguió con la identificación hasta que, desde MVT, se requirió que las fichas fueran enviadas al Renaper”, remarcaron.

En febrero de 2023, un día antes de que se cumplieran 10 años desde que se perdió el rastro de Ailén, su madre escribió un resumen de lo que había sido su recorrido para intentar dar con su hija. En ese texto, cuestionó en particular al sistema judicial por su “falta de empatía” ante la situación y el dolor que estaba atravesando.

Diez años de transitar indiferencia, maltrato y falta de empatía a este dolor por parte de la Justicia, de la sociedad e inclusive de los medios de comunicación. La falta de interés y destrato de la fiscalía durante todo ese tiempo provocó que yo, como mamá, realice la búsqueda de datos y vaya a distintos lugares; como mamá lo hice, lo hago y lo seguiré haciendo hasta que sea necesario”, describió.

En ese mismo texto, mencionó su participación en Madres Víctimas de Trata y le agradeció en especial a Margarita Meira, fundadora de la entidad. “Fue una de las pocas que en su momento me ofreció y aun me ofrece apoyo incondicional en mi búsqueda y en mi proceso. Si estoy todavía en esta lucha es porque no quiero que se olviden que la Justicia no respondió en su momento y todavía sigue sin hacerlo sobre el paradero de Ailen”, escribió la mujer, quien desde el principio pensó en que se trataba de un caso de trata de personas.

A fines de 2022, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires ofreció una recompensa de $ 5.000.000 para quienes “aporten información fehaciente” que permitiera determinar los paraderos de Ailén y su novio, Ariel Santas, de quien tampoco se tenían datos desde entonces.