Martes 27 de septiembre de 2022
31 AUG 2022 - 08:26 | Culturas
Efemérides

Julio Ramón Ribeyro: quién fue el escritor homenajeado en el doodle de Google

También fue portero de hotel y trabajador de una fábrica. Su cuento más famoso “Los gallinazos sin plumas” fue elogiado por capturar la dura realidad de la vida en los barrios marginales peruanos.

Julio Ramón Ribeyro falleció el 4 de diciembre de 1994, a los 65 años.

El doodle de hoy celebra el 93º aniversario del nacimiento del autor peruano Julio Ramón Ribeyro. Considerado uno de los más grandes cuentistas latinoamericanos de todos los tiempos, brindó una poderosa crítica social a través de la lente de la fantasía.

Ribeyro nació en 1929 en Lima, Perú. Él y sus tres hermanos tuvieron una infancia de clase media hasta que la prematura muerte de su padre dejó a la familia en la pobreza.

Ribeyro pasó a estudiar artes y derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú, antes de publicar su primer cuento, La vida gris, en la revista Correo Bolivariano en 1948. Unos años más tarde, el Instituto de Cultura Hispánica le otorgó una beca de periodismo en España.

Ribeyro publicó su cuento más famoso “Los gallinazos sin plumas” en 1955, que los críticos elogiaron por capturar la dura realidad de la vida en los barrios marginales peruanos. Después de eso, estudió brevemente literatura francesa en la Universidad de la Sorbona antes de abandonar los estudios para trabajar como portero de hotel y trabajador de una fábrica para mantener su escritura.

En 1958, Ribeyro regresó a Perú para convertirse en profesor de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. Dos años más tarde terminó su primera novela "Crónica de San Gabriel". El libro, que explora la vida en una comunidad rural peruana aislada, ganó inmediatamente un premio nacional.

Tras la publicación de su libro, Ribeyro regresó a París, donde trabajó como periodista, traductor y editor en la Agence France Presse (AFP) durante los siguientes 10 años.

En 1970, Ribeyro se convirtió en asesor cultural peruano y luego en embajador ante la UNESCO. A pesar de su apretada agenda como diplomático, Ribeyro siguió escribiendo. Al final de su carrera, había publicado 8 volúmenes de cuentos y varias novelas, ensayos y obras de teatro. Su obra ha sido traducida a múltiples idiomas. En 1994 ganó el prestigioso Premio Juan Rulfo de Literatura.