Martes 29 de septiembre de 2020
16/09/2020 - 19:46 | Noticias | Coronavirus
Coronavirus

Un cura dijo “quítense los barbijos” en misa: hay más de mil aislados en Justiniano Posse

Como consecuencia del evento en la localidad cordobesa, se dio un brote de Covid 19. Autoridades afirman que enfrentan una semana “crítica” y que habrá “muchos más casos”.

Como consecuencia de una misa sin responsabilidad social, en Justiniano Posse hay 16 casos de Covid y más de 1.000 aislados.

Justiniano Posse vivía una situación tranquila en comparación con otras localidades cordobesas, ya que sólo había tenido dos casos de Covid 19 desde que arrancó la pandemia hasta los últimos días.

Pero todo cambió a partir del 8 de septiembre. Ese día hubo una peregrinación y misa por la Virgen patrona del pueblo y entre la gente que se movilizó no se cumplieron los protocolos. Como consecuencia, hay 16 casos activos y 1.000 personas aisladas por contacto estrecho.

“Habían establecido protocolos para misas con distanciamiento y una cantidad máxima de personas. Testigos dicen que el sacerdote decía que quienes usaban barbijo eran miedosos y que no tenía que haber miedo a la muerte porque si moríamos, nos íbamos antes con Dios”, relató en Arriba Córdoba Adrián Leonardi, periodista de FM Sudeste.

Sobre el cura, indicó que “es totalmente antivacunas, anticuarentena”. “Incluso en su Facebook, que eliminó ayer, bajaba ideas en este sentido”, repudió el cronista local.

El director del hospital de Justiniano Posse, Oscar Gómez, aseguro al noticiero de El Doce que el brote tuvo origen en la misa de la polémica. “Tenemos 16 casos confirmados y activos, y hay hisopados en espera del lunes y el martes, son bastantes”.

“El 80 por ciento de los contagios salen de la misa”, añadió, y advirtió que esperan “muchos más casos por la cantidad de contactos estrechos. Tenemos más de 1.000 personas en aislamiento, pero el árbol epidemiológico tiene la posibilidad de muchos casos más”.

Tras destacar que la semana será “crítica” y de mucho trabajo para los médicos, Gómez evitó culpar sólo al cura que dio la misa: “No le puedo echar la culpa a nadie, acá la responsabilidad pasa por cada uno. Hubo una irresponsabilidad social. Cuando no se cumplen las medidas como el distanciamiento y el barbijo, pasan estas cosas”.