Domingo 26 de septiembre de 2021
18 JUL 2021 - 11:21 | Coronavirus

Historias: la situación de Haití luego del asesinato del presidente contada por un haitiano en Argentina

“Soñamos con que Haití vuelva a ser la perla de las Antillas”, dice Petes Metellus, un haitiano que reside en Argentina. Un retrato de una país que sufre y que le reclama a la comunidad mundial “ayuda, pero en serio”.

Petes Metellus tiene 32 años y llegó de Haití en 2009.

Petes Metellus tiene 32 años y llegó de Haití en 2009, ni bien terminó su secundaria, para seguir estudiando en Buenos Aires. Desde aquí trabaja como analista de Recursos Humanos para una empresa mientras prepara las últimas materias de la licenciatura. Ante la noticia del asesinato del presidente del país, Jovenel Moïse hace una semana, desgrana aspectos de la situación de su país al tiempo que lamenta que lo que los conquistadores llamaron la perla de las Antillas tenga que salir en las noticias por catástrofes y dramas.
“Todos los haitianos sueñan con que este país vuelva a ser la perla de las Antillas, pero cada vez que hay noticias de Haití son catástrofes: terremoto, cólera, Papá Doc, Aristide y ahora lo que acaba de pasar con el presidente Jovenel Moïse”, reseña. 
“Haití es un país muy lindo, tenemos muchas lindas playas. Tiene una diversidad en la cocina que da mucho para apreciar, pero después de la independencia de 1804 Haití nunca pudo salir de sus problemas políticos, económicos y sociales”, dice Metellus. 
¿Cómo se llegó a esta situación con un magnicidio que, en su opinión,  “representa una  vergüenza para el país”. La muerte de Moïse “llega en un momento en que las cosas estaban bastante mal, desde años. Ya había muchos ‘quilombos’: manifestaciones, secuestros, grupos armados que se llaman gangas y que, lo más triste, todos saben dónde están, las atrocidades que cometen y el miedo que representan para la población haitiana”. 
Para la población de Haití, son tiempos de mucha incertidumbre “porque algunos de esos grupos armados eran partidarios del presidente, otros de la oposición y eso puede genera un caos de gran magnitud en el país, pero también conflictos regionales porque hoy en día se está viendo cómo llegaron al país los mercenarios”, los extranjeros que están hoy detenidos por el homicidio de Moïse. 
Frente a este clima de incertidumbre, Metellus se replantea muchas cosas. “Crecí creyendo que Haití va a volver a ser la reina de las Antillas, pero hoy en día con las cosas que están pasando, con las situaciones que vivimos cada día uno se vuelve a preguntar ¿este futuro, realmente va a llegar? Uno no puede construir un futuro destruyendo cosas, asesinando gente, no respetando los derechos humanos”. 
Por todo esto, regresar a Haití para este joven fue muy doloroso. “Yo había pasado siete años en la Argentina y volví a mi casa llorando, prácticamente. Entré por República Dominicana. Éramos dos países iguales, en algún momento teníamos el control de la isla y ahora ellos están 50 años luz delante de nosotros.”
Luego del crimen, en el país se vive un momento de calma, a partir del decreto de estado de sitio, pero las tensiones políticas son muchas. “Está en discusión quién debería estar en el poder del país”, sintetiza y su relato trata de aclarar una situación de gran confusión. 
 “La constitución de 1987 dice que en caso de que le pase algo al presidente se debe hacer cargo el presidente de la Corte Suprema. Pero fue revisada en 2012 por el anterior presidente Michel Martelly y dice que se debería hacer cargo el primer ministro. Pero esta constitución fue rechazada porque Martelly no tenía tampoco credibilidad”. El primer ministro actual es Joseph Claude que “tiene el apoyo de la ONU y de Estados Unidos” pero, “antes de ser asesinado Moïse había nombrado otro primer ministro, Ariel Henry, pero no había  tomado posesión. El senado también había nombrado otra persona como presidente interino”, lo que  genera una tensión que no se sabe en qué puede derivar.  
El clima previo también tenía que ver también con una discusión sobre la fecha en que debía finalizar el mandato Moïse, que agravó las disputas interna. También había enfrentamientos con sectores económicos a los que había denunciado en un discurso previo. Pero lo más importante son “las controversias sobre quién está atrás del asesinato del presidente. La gente de seguridad no sufrió ninguna herida, cómo pudieron entrar a la residencia, cómo pudieron entrar al país los mercenarios”. 
“Es momento de unirse como haitianos para sacar adelante el país, si queremos tener un futuro debemos tener conciencia social, la política debe gobernar para la gente”, reclama.

¿Latinoamérica le da la espalda a Haití?
Metellus responde a esta pregunta planteando en principio que Haití fue el primer país en reconocer a nuestra Junta de Gobierno de 1810 y que Argentina ha sido un país “que siempre nos quiere dar una mano” por esta razón.
Sin embargo, menciona que “los haitianos necesitamos ayuda de verdad”. “Es el momento para ayudar en lo que tiene que ver en lo que tiene que ver con educación, con infraestructura. Y una buena forma de ayudar sería no enviar la plata a unas ongs que uno no sabe qué hace con el dinero.” En este sentido remarca que los fondos internacionales que llegaron luego del tremendo terremoto de 2018 “decimos qué pasó con esa plata, no sentimos que hayan hecho cosas”.