Domingo 16 de junio de 2019
30/01/2019 - 19:45 | Noticias | Política

El trabajo en blanco cae en picada y no se avizoran nuevas contrataciones

Entre enero y noviembre se perdieron 210 mil puestos en el país. Sólo en el penúltimo mes de 2018 se registró una baja de más de 24.000. Más detalles.

Los datos de la Dirección de Empleo de la Nación acumularon una baja de 172.200 puestos laborales en los últimos 12 meses.

En noviembre el empleo volvió a caer en la Argentina en línea con la contracción de la economía. De acuerdo a estadísticas oficiales, en el mes se perdieron 24.700 puestos de trabajo formal. De esta forma, en los primeros once meses de 2018 se redujo en 209.200 la cantidad de empleos en blanco. En tanto, los salarios registraron una caída real del 9,4%.

La Secretaría de Transformación Productiva -que absorbió la antigua Dirección de Estadísticas Laborales del ex Ministerio de Trabajo y que ahora depende de Dante Sica- informó este miércoles que entre noviembre del año pasado e igual mes de 2017 se perdieron 172.200 (-1,4%) en la economía formal, de los cuales 106.500 se correspondieron al sector privado (-1,2%), 6.800 al sector público (-0,2%) y 58.900 a los monotributistas sociales.

En otras palabras, el sector privado fue, en términos relativos y también absolutos, el que más personas despidió por la caída de la economía que en el mes de noviembre se desplomó 7,5% y en los primeros once meses acumulaba una caída del 2,2% del PBI.

Según analiza el portal La Política On Line, al interior del sector privados la peor evolución la tuvo la categoría "asalariados", que registró la pérdida de 117.700 puestos en blanco (-1,9%) en la comparación con noviembre de 2017. Le siguieron "trabajadores autónomos", que se contrajo en 7.900 puestos (-1,9%), y "monotributistas", que retrocedió en 2.600 puestos (-0,2%). La única mejora se observó en la categoría "casas particulares", que incorporó 21.700 puestos (4,6%) como reflejo de las campañas para la formalización de las empleadas domésticas.

La pérdida de 117.700 puestos entre los asalariados del sector privado es inédita en una década. Desde el año 2009 que las estadísticas oficiales relevan los números del empleo registrado gracias al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y jamás registraron un desplome de semejante magnitud. La siguiente caída en volumen se registró en agosto de 2016 con 88.160 puestos perdidos.