Domingo 14 de abril de 2024
09 SEP 2021 - 11:07 | Sociedad
> Asistencia a Víctimas de Discriminación, Racismo y Xenofobia: 168 ó [email protected]

Un padre del equipo rival le gritó "negro boliviano" y en solidaridad, sus compañeros se negaron a seguir jugando

Jen Pier, de 13 años, se puso mal ante los insultos xenófobos. Al verlo así durante el entretiempo, sus compañeros no salieron a jugar el complemento. El chico agredido ayuda a su madre a vender empanadas para costear el viaje a La Plata para probarse en Estudiantes.

“Sé que ha pasado en otras ocasiones, con muchos clubes, pero no lo podemos permitir", dijo la madre de Jen Pier. (Foto: El Patagónico)

El domingo pasado un partido de fútbol en Neuquén terminó abruptamente a raíz de los insultos xenófobos hacia a un chico de 13 años. “Negro boliviano”, “negro mala leche”, “negro de mierda” fueron algunos de los agravios que recibió Jen Pier Montes de Oca en el encuentro de 9ª división entre los clubes Maronese y Pacífico.

La denuncia fue realizada por Maronese en las redes sociales y ratificada por la madre del chico en declaraciones al diario La Mañana de Neuquén. Los injustificables insultos de un seguidor de Pacífico surgieron tras una fuerte falta que cometió Jen Pier sobre el final del primer tiempo. Sus compañeros lo vieron tan mal en el vestuario, durante el entretiempo, que no quisieron salir a jugar el complemento en solidaridad con Montes de Oca y el partido debió suspenderse.

"Tras el partido nos vinimos a casa y los chicos del club vinieron con él, a comer y pasar toda la tarde juntos. Ya está mejor, andaba con mucha bronca y tristeza. El acompañamiento del club y de los padres de sus compañeros en especial, que son unos genios, muy bien", señaló Nadia, la mamá de Jen Pier, que prometió llevar el caso al INADI.

"Triste porque no puede pasar esto en 2021 y menos con las palabras que usaron: 'Negro boliviano', 'negro mala leche', 'sacalo a ese negro de mierda'. Son cosas que venimos arrastrando de siempre, desde el Jardín. Son muchos niños en todos lados que sufren esto, no solo en deporte, no está bueno que siga pasando ", agregó la mujer, llena de impotencia.

“Me da bronca que tenga que salir en el diario por esto y no por la prueba en Estudiantes de La Plata en un par de semanas. Pero me parece que es correcto que se haga público. Nadie lo tiene que vivir. A mi hijo le he enseñado a pedir disculpas cuando se ha equivocado, pero parece que no todos actúan igual", concluyó la madre.   

Jen Pier también contó cómo vivió ese lamentable episodio. “En un momento yo estaba tirado en el piso, fui medio fuerte y también me caí. Pedí perdón al contrario. Veo que mis compañeros y mi DT se estaban peleando con los hinchas rivales; me enteré por ellos qué me gritaban. Quería irme, me puse mal. Después, los chicos de Pacífico me hablaron por Instagram… con ellos está todo bien. Con el que me faltó el respeto es el tema, pero prefiero dejarlo atrás”, contó y destacó que sus “compañeros son muy buenos y me apoyaron en una situación triste”.

Jen Pier trata de dejar atrás el mal momento para enfocarse en la prueba que tendrá en Estudiantes de La Plata el próximo 13 de septiembre. Para eso, ayuda a su mamá a vender las 30 docenas de empanadas que necesitan para costear el viaje.