Martes 09 de agosto de 2022
28 JUN 2022 - 09:46 | Sociedad
Policiales

Mar del Plata: se entregó el sospechoso de asesinar al hombre que trataba de "calmar los ánimos" en la fiesta de Punta Mogotes

Se trata de Juan Jesús Piero Pinna, apodado “El Faraón del Pollo”, y está acusado de haber asesinado a Maximiliano Rihl, quien fue a calmarlo tras la discusión que Pinna había tenido con Ariel Núñez.

Desde la fiscalía indicaron que Mauricio Ríos, el anfitrión de la fiesta en Horizonte, colaboró en todo momento con la investigación aportando la identidad del imputado. (Foto: Télam)

Juan Jesús Piero Pinna, apodado “El Faraón del Pollo”, se entregó a las autoridades de la Policía de Tucumán ayer, acompañado de un abogado. Este empresario tucumano de 34 años era buscado desde la madrugada del domingo por haber asesinado a Maximiliano Rihl (44), quien fue a calmarlo tras la discusión que Pinna había tenido con otro hombre durante un cumpleaños en un balneario de Mar del Plata.

La búsqueda de Piero Pinna era una de las prioridades de la fiscal Florencia Salas, que investiga el crimen de Rihl. En el anochecer de ayer, la DDI de de Mar del Plata recibió la novedad de la autoridades de Tucumán, según confiaron fuentes de la investigación a Infobae.

El sospechoso había escapado de la fiesta que organizó el empresario Mauricio Ríos junto a su novia, Romina Ulloa García. “De su novia nada se sabe”, ampliaron las fuentes consultadas aunque destacaron que, por ahora, no hay delito para imputarle: “Solo se subió al coche y se fue con él”.

A su vez, ayer la fiscal de la causa indicó que el empresario recibió 4 impactos de bala cuando intentaba "calmar los ánimos" tras una pelea que Piero Pinna había mantenido con otra persona, por lo que "nada ameritaba" el ataque.

Salas informó que, de acuerdo a los estudios forenses, Rihl -quien vivía en la localidad bonaerense de Canning y se desempeñaba en el rubro de la carne- fue impactado por 4 de los 9 balazos disparados por el atacante con una pistola calibre 9 milímetros, el mortal de ellos en la zona lumbar, ya que los tres restantes fueron en un tobillo, una rodilla y una muñeca.

Además, la fiscal confirmó que la persona con la que el sospechoso mantuvo una pelea durante el cumpleaños fue Ariel Núñez (49) -un empresario oriundo de la localidad bonaerense de Quilmes y padrino del hijo del anfitrión-, quien sufrió una fractura de tobillo.

Si bien inicialmente la fiscal inició una causa por "homicidio" en el caso de Rihl y por "lesiones", debido a las sufridas por Núñez, ayer explicó que el empresario declaró en la causa que la fractura de tobillo no se la provocó un tercero sino que se "trastabilló".

Salas dijo que al tomar declaración a 20 testigos que asistieron a la fiesta advirtió cierto "hermetismo" en cuanto al motivo que derivó en la pelea entre Núñez y el atacante, y destacó que en ese incidente nada tuvo que ver el hombre asesinado, que recién intervino luego para intentar "calmar los ánimos".

Durante el festejo, en el que había niños y un pelotero, "se produce una pelea entre él (Pinna) y Núñez, que termina lesionado en una pierna, aunque no sindica a esta persona prófuga como autora de ese hecho (la lesión)", agregó Salas en declaraciones reproducidas por Télam.

De acuerdo al relato de la fiscal, tras ese altercado con Núñez, Pinna "se retira hasta su auto siendo seguido por Maximiliano Rihl, en un intento de calmar los ánimos". De acuerdo a la pesquisa, en ese momento Pinna sube a su vehículo, extrae un arma y efectúa 9 detonaciones, 4 sobre el cuerpo de la víctima, sin mediar discusión previa o altercado.

"Nada ameritaba que el imputado arremeta contra él con 4 tiros. Es la muerte de una persona que de alguna manera estaba intentando calmar los ánimos", manifestó la representante del Ministerio Público Fiscal (MPF).