Sábado 25 de mayo de 2024
27 APR 2022 - 19:48 | Deportes

El fútbol femenino, en su mejor momento en la región

Se fortaleció gracias a la incorporación de las ligas de Chascomús y Dolores durante 2021. Ambas asociaciones su sumaron al camino de su par de La Costa, que juega ininterrumpidamente desde 2011 y este año oficializó su torneo de 4° división.

Partido entre Social (Dolores) y Deportivo Tordillo por la Liga Dolorense de Fútbol. Foto: Ezequiel Acuña.

El crecimiento del fútbol jugado por mujeres a nivel nacional, apuntalado principalmente por la profesionalización de la 1° división AFA en 2019, empujó también a las ligas y clubes del interior a animarse a practicar y competir de forma amateur.

El Partido de la Costa no es uno de los que impulsó la práctica oficial gracias a esta situación, ya que la liga de fútbol de dicha región ya existía desde fines de 2011. Pero sí aprovechó el aluvión para seguir sumando clubes a la competencia, estrenar en este 2021 su 4° división, fomentar la práctica desde edades infantiles y estar esperando el inminente inicio de una liga Sub 14, para que las chicas de esa edad puedan competir en igualdad de condiciones sin tener que hacerlo con mayores.

De los cuatro clubes que empezaron aquel proyecto hace poco más de diez años, y entre los que estaba el León de Madariaga, se creció hasta los actuales nueve, todos del Partido de la Costa: Mar de Ajó y Santa Teresita aportaron dos equipos cada una, mientras que San Bernardo, San Clemente, Las Toninas, Mar del Tuyú y La Lucila lo hicieron con uno. Cabe destacar que, hasta el año pasado, también había participado el municipio de Lavalle.

Pero la importante competencia desarrollada en esta región estuvo sola durante mucho tiempo. Recién ahora empezó a caminar acompañada, gracias a la no menor incorporación de las ligas oficiales de Dolores y Chascomús (que durante un tiempo compitió en fútbol 7), que aportaron ocho y nueve clubes respectivamente y ya van por su segundo año consecutivo de enfrentamientos oficiales.

Estas nuevas ligas, además, ampliaron el alcance geográfico considerablemente: la dolorense incluyó a seis equipos de dicho distrito más Tordillo y Guido. La de Chascomús, por su parte, incluyó a dos elencos de dicho partido y también a dos de Castelli, uno de Lezama, uno de General Paz, uno de Belgrano, uno de Magdalena y hasta la localidad de Etcheverry en el Partido de La Plata.

El crecimiento de estas tres ligas femeninas, que en total suman 26 equipos, obliga también a los clubes a redoblar el trabajo y a las federaciones a ganar en infraestructura y recursos humanos. Más equipos significan más partidos y por ende más árbitros, canchas, pelotas, camisetas, entrenadores, entrenamientos, cobertura periodística y otros aspectos que son la base de nuevas fuentes de trabajo y apuntalan el desarrollo.

Más fútbol femenino significa más inclusión, más oportunidades, una alternativa sana para hacer deporte y amigos, para competir y tener una motivación. Cada vez más chicas se acercan a dar sus primeros pasos, al ritmo de que se oficializan escuelitas infantiles en las regiones mencionadas. Y obviamente, también están las que se animaron a hacerlo por primera vez siendo adultas jóvenes, porque nunca es tarde para buscar nuevos desafíos.