Jueves 21 de octubre de 2021
20 JUL 2020 - 20:04 | Coronavirus
>Si tenés síntomas o dudas sobre el Coronavirus, llamá gratis al 148

Cambio de protocolo durante la pandemia: a quién hay que hisopar ahora en la Provincia

Para optimizar recursos, el Gobierno optó por dejar de testear a aquellas personas asintomáticas que se desplacen desde zonas con circulación comunitaria de Coronavirus.

En la Provincia ya no se hisopará a personas asintomáticas provenientes de zonas con circulación comunitaria del virus.

La provincia de Buenos Aires atraviesa el momento más crítico desde que arrancó la pandemia de Coronavirus. El virus ya sorteó el primer cordón del Área Metropolitana de Buenos Aires y avanza en otras localidades del interior, como Mar del Plata, Bahía Blanca, Olavarría y Dolores. En este marco, la administración bonaerense implementó algunas modificaciones en relación al protocolo a la hora de definir casos sospechosos y la posterior toma de muestras para diagnósticos de Covid-19.

Con el objetivo de optimizar recursos, desde la Provincia tomaron la decisión de no hisopar a personas asintomáticas provenientes de zonas con circulación comunitaria de Coronavirus. Anteriormente, aquellas personas que contaban con un historial de viajes o residencia en una localidad con estas características debían someterse a un testeo.

La realización de las pruebas diagnósticas (PCR) no están indicadas para personas que arriben de áreas de transmisión local del virus tanto dentro como fuera del país. Del mismo modo, se excluye a quienes ingresen a residencias de adultos mayores, niñez o residencias juveniles, establecimientos de estancia prolongada y/o penitenciarias, así como tampoco se considera como requisito para la derivación o recepción en establecimientos de salud de personas asintomáticas provenientes de áreas de transmisión comunitaria.

En todos estos casos, las personas que ingresen a otros distritos deberán cumplir con un aislamiento durante 14 días evitando el contacto estrecho con otras personas, a fin de evitar un brote institucional, familiar o en la comunidad. La sensibilidad de la técnica disminuye significativamente en personas asintomáticas y no exime del aislamiento preventivo ante resultados negativos.