Viernes 14 de mayo de 2021
03 MAY 2021 - 09:12 | Coronavirus

Ante la llegada de mayo y las alergias del otoño, cómo diferenciar si son síntomas de Coronavirus o de gripe

Ambas enfermedades están causados por virus respiratorios. Se transmiten de modo similar y pueden generar los mismos signos y síntomas. Cómo distinguirlos es la cuestión.

Los síntomas son tan similares entre un resfrío y Covid positivo que las consultas en estas épocas de alergias crecen en los consultorios médicos.

Con ya más de 3 millones de casos de Coronavirus desde el inicio de la pandemia y la llegada de mayo serán más frecuentes las dudas si alguien tiene Covid-19 o una simple gripe. Los síntomas son similares: fiebre, tos seca, dolor de garganta o pecho, problemas para respirar.

Con los cambios de estación, entrado el otoño, los síntomas pueden llegar a confundirse con otras afecciones propias de esta época, como las alergias y la gripe estacional, sobre todo, en un año como este, en el que los chicos retomaron las clases presenciales y hay mayor circulación que en 2020 de gente en la vía pública.

Tanto el Covid-19 como el resfriado común están causados por virus. El primero de estos es ocasionado por el SARS-CoV-2, mientras que el resfriado común, en su mayoría, por los rinovirus. La mala noticia es que se transmiten de modo similar y pueden generar los mismos signos y síntomas.

Entre las gripes estacionales, los síntomas más comunes son tener fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, congestión, dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga. De acuerdo con las recomendaciones brindadas el año pasado ante la propagación del COVID-19 por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de los Estados Unidos, lo primero que hay que preguntarse es si la persona tiene fiebre. En caso en que así fuera, si también experimenta otros síntomas, como falta de aire, debe consultar al médico porque podría tratarse de coronavirus.

Todo el mundo conoce los síntomas de la gripe: fiebre, dolores de cabeza, malestar en el cuerpo, garganta irritada, goteo nasal, paranasales tapados, tos y estornudos y, en infantes, infecciones en el oído. Algunos pacientes, especialmente los niños, también presentan diarrea y vómitos. En casos severos, la complicación más común es la neumonía. Las señales típicas de una neumonía causada por influenza son: dificultad para respirar, sobre todo cuando haces algún esfuerzo, y una respiración inusualmente rápida –un síntoma que los médicos suelen buscar en los niños– y, a veces, dolor en el pecho o la espalda.