Lunes 04 de julio de 2022
11 APR 2022 - 11:17 | Política
Financiamiento

Nación asiste a la Provincia para pagar planes sociales

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires aprobó un convenio de asistencia financiera con la Nación por $53.801 millonescon un complemento de $5.658 millones.

Mediante el Decreto 292/2020 emitido desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires aprobaron el convenio de asistencia financiera con el Ejecutivo de la Nación para hacer frente a las erogaciones correspondientes a servicios básicos y programas sociales.

De acuerdo a los considerandos de la norma, ya por intermedio "el convenio suscripto el 7 de julio de 2021, por el cual el Estado Nacional asistió financieramente a la Provincia por un monto total de $37.618.000.000, a fin de fortalecer el funcionamiento de la gestión provincial y la financiación de programas sociales".

Ahora, en el Decreto recientemente publicado en el Boletín Oficial del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires expusieron que "las partes celebraron, el día 3 de marzo de 2022, un nuevo Convenio de Asistencia Financiera por la suma de hasta $53.801.000.000".

"El Estado Nacional se compromete a transferir la suma de $5.658.000.000 en concepto de asistencia financiera complementaria respecto de lo acordado en el artículo 1° del Convenio aprobado por Decreto N° 83/22", publicaron.

Apoyo

Esta aprobación del convenio de asistencia financiera llega en el marco de la fructífera relación que mantienen el gobernador Axel Kicillof y el presidente Alberto Fernández y de los entendimientos interministeriales y entre los gabinetes de la Provincia y la Nación.

Con esto, desde Casa de Gobierno sumaron una gran suma de dinero para afrontar la cobertura de erogaciones sociales y de provisiones primordiales con tal de asistir a los sectores más golpeados por la pandemia y en estado de vulnerabilidad.

Ante una creciente inflación que ya pronostican por encima de los 6 puntos para el mes de marzo (dato que se conocerá en los próximos días), desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires buscan paliar los efectos de la pérdida del poder adquisitivo.