Lunes 01 de junio de 2020
17/02/2020 - 13:35 | Noticias | Sociedad
Policiales

Balcarce: practicaban tiro en una cantera, una bala rebotó y mató a un hombre

La víctima es un marplatense de 59 años identificado como Néstor Gustavo Viegas. El presunto autor del disparo, que es el hijo del instructor que organizó el "tour", está detenido.

El fiscal de la causa fue hasta el descampado donde ocurrió el hecho para hacer una revisión ocular. (Foto: diario La Capital)

Las personas con las que practicaba tiro lo llevaron al Hospital Municipal de Balcarce y se retiraron, dejaron en el lugar a una mujer de 22 años. La joven explicó al personal del nosocomio que el hombre se había “descompensado” al caminar por una sierra y no reaccionaba. Los médicos, al notar la evidente herida de arma de fuego dieron aviso a la policía.

Finalmente la mujer contó lo que había sucedido. Dijo que Viegas participaba de una especie de “tour” coordinado por Fernando Rondinara, reconocido instructor de tiro de Mar del Plata que llevaba a las personas a una cava ubicada en la estancia “El Justo” del paraje El Casalito. Ese sitio se ubica por la Ruta 55, en proximidades del Polideportivo y Camping Municipal, y según informaron fuentes de la investigación consultadas por el diario La Capital no cuenta con habilitación para ese tipo de actividad.

Justamente, las prácticas de tiro se realizaban contra las altas paredes repletas de piedra y las personas utilizaban diferentes tipos de armas. En ese contexto, una bala disparada presuntamente por el hijo del instructor con una pistola semiautomática Glock calibre 40 modelo 23, rebotó en una piedra e impactó en el pecho de Viegas, hiriéndolo mortalmente.

El hecho es investigado por el fiscal Rodolfo Moure, quien imputó al acusado Elvis Rondinara (22) el delito de “homicidio culposo”, dispuso su detención en la Unidad Penal 44 de Batán y en las próximas horas le tomará declaración indagatoria.

Moure, esta mañana, fue hasta el descampado donde ocurrió el hecho para hacer una revisión ocular. Además, fueron secuestradas unas siete armas de diferentes calibres, entre ellas la Glock calibre 40.

Por otra parte, el fiscal investiga distintas conductas relacionadas a ocultar el hecho y analiza por estas horas si las personas que efectuaron disparos tenían la correspondiente autorización. No se descarta que se avance hacia la figura de facilitación de armas.